Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Por 120.000 euros está hecho”

El exjugador del Girona Dani Mallo reconoce ante un juez un intento de soborno

Un jugador del Girona y otro del Xerez en el partido investigado. Ampliar foto
Un jugador del Girona y otro del Xerez en el partido investigado. DIARIO AS

Iago Bouzón, ahora jugador del Córdoba, e investigado por el supuesto amaño del partido entre el Girona y el Xerez (2-4) disputado en mayo de 2013 no se presentó a declarar ayer en el juzgado número cuatro de Córdoba. A la citación sí acudió Manuel Quintanar, director de Integridad de la Liga de Fútbol Profesinal (LFP). La patronal se está personando en todos los juzgados en los que están citados futbolistas sospechosos de amañar encuentros.

Bouzón no es el primer futbolista investigado por supuesto arreglo de partidos que se niega a declarar ante la justicia. Raúl Cámara, ahora jugador del Tenerife, tampoco se presentó a prestar declaración cuando fue requerido por ser otro de los futblistas investigados por el Xerez-Girona.

Hasta ahora el único jugador que ha prestado declaración ha sido Dani Mallo, ahora portero en el Lugo, y por entonces guardameta del Girona. El meta reconoció el pasado 2 de septiembre en el juzgado de instrucción número 2 de Lugo, según consta en la declaración, que recibió “una llamada de un número oculto de alguien que no le dijo el nombre, que era voz de hombre y que le dijo que si el Girona quería ganar el partido, que por 120.000 euros estaba hecho”. El Girona peleaba entonces por ascender a Primera División.

En la declaración de Mallo también se recoge que volvió a recibir una llamada por la tarde, que el jugador cree que se trataba de la misma persona, y que su respuesta fue negarse a comprar la derrota del Xerez. Una vez reconocidas esas llamadas, el guardameta pasó a negar que en el encuentro investigado, José Vega, jugador del Xerez y primer futbolista imputado en España por amaño de un partido, “diese indicación alguna a ningún jugador durante el partido”. Mallo también negó que él mismo ofreciera “75.000 o 70. 000 euros al Xerez por dejarse perder”.

Las negativas de los futbolistas a testificar se producen a pocos días de que empiecen a comparecer los más de 20 citados por el partido denunciado por la Fiscalía Anticorrupción, el Levante-Zaragoza (1-2) de 2011. Los jugadores, técnicos, utileros y directivos indiciados prestarán declaración entre el jueves y el viernes. El fiscal Alejandro Luzón concluyó que una decena de jugadores del Zaragoza recibieron días antes del partido en el que se jugaban la permanencia en Primera más de un millón de euros del club en concepto de “primas”, con el que supuestamente compraron a sus rivales del Levante.

La investigación determina que esos jugadores del Zaragoza recibieron alrededor de 120.000 euros cada uno mediante transferencias a sus cuentas corrientes emitidas por el club y con la firma y autorización del entonces presidente, Agapito Iglesias. En cada una de esas transferencias se hizo constar el concepto de “primas” pese a que el equipo estaba al borde del descenso de categoría. Los futbolistas retiraron dichas cantidades un día antes de la disputa del encuentro para, supuestamente, entregárselas a jugadores del Levante. Según la investigación, al poco tiempo algunos de ellos hicieron grandes pagos en metálico.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información