Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expulsado por insultos racistas

El Gremio, eliminado de la Copa de Brasil por los gritos simiescos hacia un rival

El portero Aranha, el día 24 de agosto.
El portero Aranha, el día 24 de agosto. Brazil Photo Press

El fútbol brasileño tomó el miércoles la decisión inédita de expulsar al Grêmio, equipo del Estado de Rio Grande do Sul, de la Copa de Brasil por los insultos racistas de su afición. Así lo decidió el Tribunal Superior de Justicia Deportiva (STJD), que también sancionó al club con 22.000 dólares. Las penalidades se deben a los insultos hacia el portero Aranha, del Santos, durante un partido disputado el 28 de agosto. Varios hinchas llamaron al jugador “negro apestoso” y “mono”, mientras otros reproducían el sonido del animal para acosarlo.

El equipo ya había sido penalizado por el mismo motivo en marzo, cuando parte de la grada gremista coreaba el sonido de un mono para acosar al defensor Paulão, jugador del Internacional. El club tuvo que pagar entonces 36.000 dólares de sanción.

El árbitro del partido contra el Santos, Wilton Pereira Sampaio, fue suspendido por 90 días y sancionado en 358 dólares por no haber hecho referencia a los insultos en el acta del partido, aunque el guardameta alertase sobre ellos. Sampaio solo hizo caso al tema cuando lo vio en la prensa.

Seis supuestos agresores han sido identificados y no podrán acudir a los estadios en los próximos dos años. La sanción a la afición es la mínima estipulada por el Código Brasileño de Justicia Deportiva.

El equipo ya había sido penalizado por el mismo motivo en marzo con una multa de 36.000 dólares

Entre los identificados está Patrícia Moreira, de 23 años, que fue exhibida por varias cadenas de televisión cuando insultaba al portero. La joven testificó ayer ante la Policía en Porto Alegre, la capital de Rio Grande do Sul, mientras representantes de una ONG sujetaban una pancarta que rezaba: “Rebélense contra el racismo”. Otros cuatros hinchas fueron acusados por el mismo incidente y también ya testificaron —uno de ellos es negro—. Todos negaron que sean racistas o que hayan insultado al jugador del Santos. Además de la prohibición de acudir a los estadios, podrían llegar a ser condenados con hasta tres años de cárcel.

Si la Copa de Brasil se decidiese a los puntos, como la liga brasileña o española, el Gremio hubiera perdido solo seis. Pero con su eliminación del torneo, el Santos se clasificó para la próxima fase del campeonato. “La decisión puede convertirse en una referencia. Pero en esta ocasión, la sanción se produjo durante la Copa de Brasil, entonces la agenda del club no se ha visto afectada. Pero si el racismo, la xenofobia o la homofobia se producen en el Campeonato Brasileño, ¿el tribunal será igual de exigente? Si no lo es, perderá su credibilidad”, opinó el letrado Gustavo Lopes Souza, director del Instituto Brasileño de Derecho Deportivo.

El letrado del Grêmio, Michel Asseff Filho, aseguró que recurrirá la sentencia. Sostiene que el STJD exageró en la sanción y que esta solo podría ser aplicada en caso de que los insultos hubieran sido cometidos por miembros del club.

El Grêmio, uno de los principales equipos de Brasil, fue creado en 1903. Logró un Mundial de Clubes, dos Libertadores, dos ligas nacionales, cuatro Copas de Brasil y 36 campeonatos estatales.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información