Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La delantera que juega en los tribunales

El Barça se ve atosigado por los problemas extradeportivos de su trío estelar: Suárez se defenderá el 8 de agosto ante el TAS, Messi sigue imputado y el juez solicita los contratos de Neymar

Neymar, con Zubizarreta y Bartomeu en su presentación. Ampliar foto
Neymar, con Zubizarreta y Bartomeu en su presentación. REUTERS

El Barcelona juega mañana su primer amistoso de cierta relevancia en Niza y el 24 de agosto le aguarda el primer partido de Liga ante el Elche. Los problemas ante los tribunales deportivos o ante la justicia atosigan curiosamente a la tripleta de lujo que ha reunido para este curso: Luis Suárez, Neymar y Messi.

La cita de Luis Suárez con el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), ante el cual recurrió la sanción de nueve partidos y cuatro meses de inhabilitación por morder al italiano Chiellini en el Mundial, es el 8 de agosto en Lausana. El jugador y sus abogados presentarán ese día sus alegaciones. El TAS decidió resolver el caso por el procedimiento “exprés” y está previsto que dé a conocer su veredicto en la primera quincena de agosto. La sanción impuesta al delantero uruguayo le impide “ejercer cualquier clase de actividad relacionada con el fútbol” y, en principio, concluye el 25 de octubre, justamente el fin de semana en el que se disputa el clásico liguero entre el Barcelona y el Real Madrid.

El Comité de Apelación de la FIFA desestimó el recurso presentado por el Barça y la Federación Uruguaya, que decidieron recurrir al TAS. Suárez no ha podido cumplir ningún trámite administrativo ni tampoco ha sido presentado por el Barcelona para evitar una confrontación con la FIFA.

El tribunal comunicará la decisión sobre el uruguayo en la primera quincena de agosto

Los abogados del delantero consideran desproporcionada la sanción, y citan precedentes como el codazo de Tassotti a Luis Enrique en el Mundial de 1994 —siete partidos de sanción—, o el cabezazo de Zidane a Materazzi en la final de Alemania 2006. El francés fue sancionado con tres partidos y 7.550 francos suizos de multa. Los abogados solicitarán ante el TAS la rebaja de la sanción, no la absolución, dado que no dudan de que es punible su acción, pero consideran una violación de los derechos fundamentales del futbolista los términos del castigo.

El serial de Messi con los tribunales sigue vivo después de que el juez de Gavà que lleva el caso rechazara el lunes la petición de la fiscalía de dejar al futbolista fuera de la causa, en la que están imputados él y su padre. El delantero argentino debe responder por haber defraudado a Hacienda 4,1 millones del IRPF por sus ingresos por derechos de imagen entre 2007 y 2009. La familia Messi depositó hace un año la cantidad defraudada más los intereses en el juzgado, unos cinco millones, a modo de “pago reparatorio”. El juzgado lo considera “irrelevante” para decidir si mantiene o no la imputación a Messi. Además, el astro azulgrana ha pagado otros 10 millones para regularizar la situación de 2010 y 2011.

Tras el dictamen del juez del 28 de julio, la fiscalía y la Abogacía del Estado disponían de un plazo de 10 días para solicitar la apertura del juicio oral o el sobreseimiento.

El caso Neymar, que investiga el juez Pablo Ruz en la Audiencia Nacional a raíz de la querella presentada por Jordi Cases, socio del Barça, no se activará hasta bien entrada la Liga, cuando el magistrado interrogará al padre del jugador y al director financiero del club. El fichaje del delantero brasileño, que según el Barça costó 57 millones de euros y según la documentación incorporada al sumario pudo alcanzar hasta 86 millones en función de distintos contratos relacionados con la operación, está bajo la lupa judicial tras la imputación del expresidente Sandro Rosell por un delito de apropiación indebida en grado de distracción. Como principal responsable del club que gestionó el fichaje, Rosell debe defenderse de la acusación de una gestión desleal del patrimonio del Barça que supuestamente perjudicó gravemente a las arcas del club.

Las partes decidirán en unos días si piden imputar a Bartomeu en el ‘caso Neymar’

El expresidente defendió ante el juez Ruz la legalidad de la operación, pese a que nunca, según confesó, leyó la letra pequeña, e intentó desvincular a Josep María Bartomeu, su sucesor en el cargo. La firma de Bartomeu figura en alguno de los contratos investigados. El socio que impulsó la causa ha ampliado su querella para pedir la imputación de Bartomeu. El juez ha dado cinco días a las partes para que se pronuncien.

El juez, de momento, sólo ha citado como testigos, para el próximo 1 de octubre, a Neymar Da Silva Santos, padre del jugador; y al director financiero del Barça, Néstor Almela. El padre de Neymar deberá entregar en la Audiencia Nacional en los próximos días diversa documentación sobre las cantidades que ha cobrado derivadas de distintos contratos que firmó con el club sobre retribuciones variables, reembolso de gastos o pagos directos asumidos por el club. También le pregunta Ruz por la fecha en que tiene previsto cobrar 900.000 euros por derechos de imagen de temporada 2013-2014.

La Fiscalía entiende que en la operación del fichaje de Neymar, el Barça se pudo ahorrar indebidamente 9,1 millones de euros en impuestos en España. El Barça intentó sofocar el enredo judicial abonando a la Agencia Tributaria 13,5 millones, como si se tratara de una declaración complementaria, para evitar el proceso judicial, algo que no ha conseguido.

El magistrado ha encargado distintos informes a la Agencia Tributaria sobre la situación fiscal del Barça en relación con la operación Neymar y ha reclamado al club las actas de las reuniones celebradas por la Junta Directiva entre el 1 de enero y el 10 de junio de 2013.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información