Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corazón contra cabeza en Mestalla

El Valencia apela a la épica para remontar ante un Sevilla muy efectivo lejos de Nervión

Amedeo Carboni y Manolo el del Bombo con la copa de la Liga Europa en Valencia.
Amedeo Carboni y Manolo el del Bombo con la copa de la Liga Europa en Valencia. EFE

“Esto nos tiene que servir de aviso para el jueves”, afirmaba un peso pesado de la plantilla del Sevilla en el vuelo de vuelta del equipo andaluz desde Bilbao, donde el conjunto de Emery cayó en Liga ante el Athletic (3-1). El Sevilla jugó sin cabeza en San Mamés, cohibido ante el ambiente pujante del nuevo estadio vasco, si bien reservó a algunas de sus mejores piezas. Emery ha estado toda la semana recalcando a sus jugadores que la batalla de Mestalla hoy (21.05, Cuatro), después del 2-0 de la ida, exige concentración y mucha inteligencia. Su equipo tiene la duda de Carriço, con un tobillo tocado, pero recupera a M’Bia, Fernando Navarro, Rakitic, Reyes, Vitolo y Marin, reservados en Bilbao.

“Es el partido de nuestras vidas”, señaló Bacca, el gran referente de un equipo que ha batido sus registros históricos de goles fuera del Sánchez Pizjuán: 50 tantos adornan al cuadro andaluz, 29 en Liga, 20 en Liga Europa y uno en la Copa del Rey. Una diana obligaría al Valencia a hacerle cuatro. En la ayuda del conjunto andaluz estarán los cerca de 6.000 aficionados sevillistas que se trasladarán hasta Valencia.

El estadio del Valencia se llenará y casi 6.000 sevillistas se desplazarán con su equipo

Mestalla se llenará de nuevo seis años después de la última vez, en la semifinal de Copa del Rey ante el Barça de 2008. La pasión por lograr una nueva remontada en la competición europea alimenta las opciones del Valencia. “Hay que jugar con la convicción de que vamos a remontar”, aclaró Pizzi, el técnico de un Valencia que sorprendió en el Sánchez Pizjuán con una puesta atrevida y que dobló la espalda después del primer gol del Sevilla, de M’Bia en fuera de juego.

Pizzi ratificó la presencia de Diego Alves en la portería en sustitución de Guaita. Al mismo tiempo recupera a Ricardo Costa. El portugués sustituirá a Javi Fuego, que cumplió en la posición de central, aunque sufrió sobremanera a la hora de detener las embestidas del Sevilla a balón parado. Costa intentará detener a Fazio, un peligro constante en el juego a balón parado de los andaluces. Pizzi, consciente de que el Sevilla le dará la iniciativa, intentará que su equipo se proteja ante los contragolpes del rival, su arma más mortífera junto a la estrategia.

Confirmada la baja de Alcácer, que vio la amarilla pese a no hacerle nada al portero Beto, Pizzi recurrirá en punta a un futbolista con el que no contaba demasiado, Jonas. El brasileño, junto al extremo Piatti, ofreció un buen rendimiento en la ida. El Valencia se juega la temporada y necesita pasión y fútbol. El Sevilla está más hecho y es favorito. Mestalla, a reventar, decidirá el finalista español de la Liga Europa el día 14 en Turín.

Corazón contra cabeza en Mestalla

Otra semifinal: Juventus-Benfica (21.05, GolT; 2-1 en la ida para el Benfica).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.