Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pocos, pero variados y con ganas

España acude al Mundial de atletismo en pista cubierta de Polonia con su equipo menos numeroso de su historia

 La directora general de Deportes del CSD, Ana Muñoz (c), la atleta Ruth Beitia (d), , y el lanzador de peso malagueño Borja Vivas (i), durante la rueda de prensa. Ampliar foto
La directora general de Deportes del CSD, Ana Muñoz (c), la atleta Ruth Beitia (d), , y el lanzador de peso malagueño Borja Vivas (i), durante la rueda de prensa. EFE

España participará el fin de semana, de viernes a domingo, el Mundial de atletismo en pista cubierta, en Sopot (Polonia) junto a Gdansk y sus astilleros rebeldes, junto al Báltico, con el equipo menos numeroso de su historia, con participación en solo 10 pruebas: siete masculinas (400m, Ujakpor; 800m, Kevin López, 1.500m, Mechaal; 3.000m, Abadía; 60mv, Quiñónez; peso, Vivas, y 4x400, Ujakpor, Samuel García, Daniel Andújar, Pau Fradera y Lucas Bua) y tres femeninas (1.500m, Macías; altura, Beitia, y peso, Úrsula Ruiz).

“Somos pocos, y pocas, sobre todo, solo tres mujeres, pero tenemos de todo”, dice Ruth Beitia, que es la capitana y vende bien su producto. "Tenemos lanzadores, corredores de vallas, velocidad, medio fondo y fondo, saltadora… Y vamos con muchas ganas" Y, podría haber añadido, con esperanzas. Es decir, con ella y con Kevin.

Ella, Beitia, tiene casi 35 años, pero, en un alarde de regularidad y longevidad únicas en su especialidad, tan generadora de lesiones y de carreras cortas, salta como nunca, o incluso mejor. Saltó 2m hace 10 días en los campeonatos nacionales, lo que la coloca segunda en el ránking mundial del año, encabezado con 2,01m por la joven rusa María Kuchina. Entre ambas, la polaca Kamila Licwinko y la recuperada Blanka Vlasic, que han saltado también dos metros este invierno, deberían disputarse las medallas. La atleta cántabra, que ya fue bronce en 2006 y plata en 2010, aspira plenamente por primera vez al oro en un Mundial indoor. La calificación comienza este viernes, a las 10 de la mañana, y la final será el sábado, a partir de las 19.15. Y como el sábado cae en 8, y el 8 de marzo es el Día de la Mujer, la directora general de Deportes, Ana Muñoz, que despidió al equipo en la sede del CSD, aprovechó la oportunidad, aparte de para recordar que su departamento ha aumentado un 26% la subvención al atletismo, para declararle a Beitia: “Eres la bandera en la que muchas mujeres nos vemos reflejadas. Celebraremos con tu competición el Día de la Mujer”.

Ruth Beitia, en altura, y Kevin López, en 800m, son los atletas con más posibilidades de podio

Kevin es Kevin López, y, como le ocurre a Beitia, su cabeza es una calculadora que no para de funcionar en los días previos. Como es norma, y como el sevillano no deja de recordar, en el 800 es más difícil calificarse (viernes, a partir de las 13.30) para la final (domingo, 17.20) que una vez en ella saberse manejar. Serán tres semifinales con cabeza de serie y en cada una solo pasará el primero directo a la final: los tres restantes lo harán por tiempos. López, que ha corrido en unos magníficos 1m 45,69s este invierno, llega con la sexta marca del año, aunque la ausencia del sudafricano Olivier (segunda marca) hará que en su semifinal el cabeza de serie sea el polaco imprevisible Adam Kszczot. Con David Rudisha, el campeón y recordman mundial, aún lesionado (y ya va un año), el favorito es el etíope Aman.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información