Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda se persona en la causa contra el Barça por delito fiscal

El juez Ruz acepta que la Agencia Tributaria ejerza la acusación particular en el ‘caso Neymar’

Neymar, tras marcar ante el Villarreal. Ampliar foto
Neymar, tras marcar ante el Villarreal. AFP

La Agencia Tributaria ya es acusación particular en el caso Neymar sobre el supuesto delito fiscal cometido por el Futbol Club Barcelona en el fichaje del delantero brasileño. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, instructor del caso, ha dado curso a la personación de Hacienda, representada en este caso por la Abogacía del Estado. El club ha entregado ya a la Agencia Tributaria un total de 13,5 millones de euros que debía haber pagado al hacer pasar por distintos conceptos lo que en realidad eran los contratos laborales del jugador, firmados en junio de 2013.

Al considerar todos los contratos como parte del fichaje, y por tanto rendimiento del trabajo de un extranjero no residente en España hasta ese momento, el Barça debía haber tributado por todos ellos. La fiscalía fijó el presunto delito fiscal en 9,1 millones de euros al considerar que el Barcelona (como persona jurídica) había dejado de declarar contratos por un valor de 37,92 millones de euros. El pasado lunes, el club presentó una liquidación tributaria complementaria de 13,5 millones de euros por lo que calificó de “divergencias de interpretación” sobre sus obligaciones fiscales derivadas del fichaje del jugador. Este pago no ha impedido que la Agencia Tributaria se persone en la causa penal contra el club.

La fiscalía fijó el presunto delito fiscal en 9,1 millones de euros al considerar que el Barcelona (como persona jurídica) había dejado de declarar contratos por un valor de 37,92 millones de euros

El pasado 20 de febrero, Ruz dio la oportunidad a Hacienda de personarse en la causa como perjudicada, lo que la Agencia Tributaria ha hecho. La imputación del F.C. Barcelona como persona jurídica se deriva de la denuncia del socio Jordi Cases, que acusó al ahora expresidente Sandro Rosell de apropiación indebida en su modalidad de distracción. Sin embargo, el caso Neymar puede ampliarse si se admite la querella interpuesta por Manos Limpias contra los actuales presidente y vicepresidente, Josep Maria Bartomeu y Javier Faus. Ruz ha informado al pseudosindicato que la admitirá previo pago de una fianza de 45.000 euros para poder ejercer como acusación popular. Manos Limpias ha recurrido esta fianza.

Ruz reclamó en enero información sobre los contratos tanto al Barcelona como al Santos, club brasileño del que procedía Neymar. El magistrado ya ha recibido los contratos en los que se incluía el pago de 7,9 millones de euros al Santos por los derechos de tanteo de otros jugadores juveniles y de nueve millones por la celebración de dos partidos amistosos. Brasil envió al juez Ruz la documentación, solicitada a través de una comisión rogatoria –procedimiento de auxilio judicial entre Estados- “en tiempo récord”, según fuentes jurídicas.

El Juzgado Central de Instrucción número 5, donde se instruye el caso, también ha recibido el contrato que firmó Neymar con la empresa de su padre, N&N por los derechos económicos futuros una vez que adquiriese la condición de agente libre.

Por tanto, la única documentación que aún no consta es la solicitada a la FIFA. El juez ha cursado una comisión rogatoria a Suiza ya que la FIFA contestó que esa información es confidencial y que no podía reclamarse a través de la Federación Española de Fútbol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información