Ruz imputa al Barça por no tributar por todos los contratos de Neymar

El juez cree que todos los contratos responden a una mayor retribución del jugador brasileño Tal y como le pidió el fiscal, acuerda que se le pidan a la Agencia Tributaria las liquidaciones de impuestos del club de 2011, 2012 y 2013

Rosell y Neymar el día de su presentación como azulgrana.
Rosell y Neymar el día de su presentación como azulgrana.JOSEP LAGO (AFP)

Horas después de que la fiscalía pidiera la imputación del Barcelona, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz optó por seguir la misma tesis y señalar al club como presunto autor de un fraude fiscal derivado de los contratos que desembocaron en el fichaje del brasileño Neymar.

Ruz considera que la firma y el pago de todos esos contratos están “íntimamente ligados” al acuerdo de trabajo del Barça con el delantero brasileño y apunta a que existen “indicios suficientes de la posible comisión del delito contra la Hacienda Pública”.

Sin apenas tiempo para que la entidad azulgrana reaccionara tras la acusación de la fiscalía, el juez puso en negro sobre blanco su idea de que el fichaje del brasileño no se limita al contrato laboral con el delantero, al pago al Santos y la adquisición de derechos federativos, sino que todas las demás transacciones económicas también forman parte de la operación Neymar. “Podrían responder a una mayor contribución al propio jugador”, señala Ruz en su auto de imputación.

Al considerar todos los contratos como parte del fichaje y, por tanto, rendimiento del trabajo, el Barça debería haber tributado por todos ellos, según expone Ruz. Sin embargo, el Barça solo pagó el 24,75% de los 8,5 millones de euros que Neymar cobró en su nómina de septiembre de 2013.

El juez es claro en su exposición al plantear que la obligación de tributar es del club y no del jugador, tal como defendía la fiscalía. Sostiene que el contrato de trabajo con el brasileño, aunque se firmó en junio, entró en vigor el 29 de julio de 2013 por lo que en ese año estuvo menos de 183 días trabajando en España, límite que se fija para determinar quién debe pagar a Hacienda. Así, en la condición de “no residente” de Neymar, las obligaciones con Hacienda correspondían al Barça.

Hacienda cifrará la cantidad que el Barça no ha declarado y cuánto ha defraudado

Aun así, y pese a que tiene todos los contratos del llamado caso Neymar —que el propio Barça aportó—, el juez no indica a cuánto podría ascender el fraude sino que requiere que sea Hacienda quien calcule cuánto habría dejado de pagar el club por todos los convenios del fichaje.

La fiscalía sí fijó el presunto delito fiscal en 9,1 millones de euros al considerar que el Barcelona (como persona jurídica) había dejado de declarar contratos por un valor de 37.920.000 euros.

De momento, el juez Ruz no ha fijado fecha para que el Barcelona se pueda defender ya como imputado, pero sí ha pedido que designe un representante, abogado y procurador para “dar a las actuaciones el curso procesal oportuno”.

Pese a que la imputación se ha dictado tras la petición de la fiscalía, Ruz recuerda que en un auto de enero ya relató su consideración sobre el fichaje del brasileño: “Ante la apariencia de una simulación contractual presuntamente llevada a cabo entre las partes firmantes de los acuerdos, que pudiera evidenciar una falta de correspondencia entre la causa y finalidad real de los compromisos y obligaciones económicas en aquellos documentos con el título nominal y apariencia formal de los contratos suscritos”.

Para seguir con la investigación, el juez acuerda, tal y como le pidió el fiscal, que se le pidan a la Agencia Tributaria las liquidaciones de impuestos del club de 2011, 2012, y 2013. Además, reclama también al padre del jugador diversos contratos y documentación de las sociedades relacionadas con el fichaje. Ruz considera que la petición de estas pruebas es “pertinente, necesaria e idónea” para la investigación.

El juzgado ha recibido ya la información requerida en enero al Santos

La imputación del F.C. Barcelona como persona jurídica se deriva de la denuncia del socio Jordi Cases, que acusó al ahora expresidente Sandro Rosell de apropiación indebida en su modalidad de distracción. Sin embargo, el caso Neymar puede ampliarse si se admite la querella interpuesta por Manos Limpias contra los actuales presidente y vicepresidente, Josep Maria Bartomeu y Javier Faus. Ruz ha informado al pseudosindicato que la admitirá previo pago de una fianza de 45.000 euros para poder ejercer como acusación popular.

Ruz ya reclamó en enero información tanto al Barcelona como al Santos. Según fuentes de la Audiencia Nacional, ya ha recibido los contratos en los que se incluía el pago de 7,9 millones de euros al Santos por los derechos de tanteo de otros jugadores juveniles y de nueve millones por la celebración de dos partidos amistosos. Según las mismas fuentes, la remisión de la documentación, que se solicitó a través de una comisión rogatoria, “se ha efectuado en un tiempo récord”.

El juzgado de Instrucción número 5, donde se instruye el caso, también ha recibido el contrato que firmó Neymar con la empresa de su padre, N&N por los derechos económicos futuros una vez que adquiriese la condición de agente libre.

Por tanto, la única documentación que aún no consta es la solicitada a la FIFA. El juez ha cursado una comisión rogatoria a Suiza ya que la FIFA contestó que esa información es confidencial y que no podía reclamarse a través de la Federación Española de Fútbol.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS