Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Dakar se pelea al minuto

Coma, ganador de la novena etapa, marca a Barreda, su perseguidor en la general

Marc Coma durante la octava etapa del Rally Dakar. Ampliar foto
Marc Coma durante la octava etapa del Rally Dakar. EFE

Debía ser Cyril Despres quien abriera pista porque había ganado la etapa anterior, camino de Calama. Y abrió, pero lo hizo solo en los primeros 200 kilómetros, todo caminos y pistas que recorrieron los pilotos a gran velocidad, hasta la llegada al punto donde las motos repostarían. Retomada la marcha, Joan Barreda le adelantó y tomó las riendas hasta el final de la especial: muchos cambios de dirección, valles y montañas (Barreda fue sancionado al final de etapa por exceso de velocidad). Los últimos kilómetros, de los más bellos del Dakar en Sudamérica, pues los participantes se adentran en el desierto culminan a fondo un descenso de tres kilómetros con el mar en su horizonte, la conocida bajada de Iquique, los recorrieron casi de la mano el de Torreblanca y el líder de la prueba, Marc Coma, vencedor de esta novena etapa. 1,41 minutos fue el tiempo que el catalán le sacó a su perseguidor en la clasificación. Otro pellizco más que refuerza su confianza al frente de la general tras un año de ausencia. Un pellizco que demuestra que este Dakar, de momento, se disputa al minuto.

Coma, que ha pasado tres días enfermo, con dolor de garganta, unas décimas de fiebre y prácticamente sin voz, celebró no solo haber ganado, sino sentirse bastante mejor. “He cogido fuerza para estos días”. Las necesita, dice, para defender su posición privilegiada y no perder de vista a Barreda, que le había recortado unos pocos minutos en las últimas etapas. Ayer, cuando lo alcanzó, lo controló a la perfección. “Hago lo que puedo. No es tan fácil. Y menos con un tío como Joan, que corre mucho”, explicó, después de felicitar su rival: “Ha hecho un gran trabajo, ha abierto las dunas a la perfección”. Fueron 70 kilómetros de dunas. Los primeros kilómetros del desierto de Atacama de este Dakar 2014.

El aludido se resignaba, consciente de que hacerlo todo así de bien no le sirve de mucho si su rival no falla: “Ya no sé qué hacer”, reía. Y también él tuvo halagos para Coma: “He intentado imponer un ritmo muy alto y él lo ha seguido. Está dando cada día el 100% a pesar de que tiene una posición cómoda en la general”, decía, admirado. Sus opciones pasan no por recortar minutos con cuentagotas, sino por intentar seguir subiendo el ritmo como está haciendo y forzar la carrera. “El nivel está muy igualado”, añadía Barreda. Y si su rival sigue sin fallar, más todavía.

Por otro lado, la piloto Laia Sanz completó esta novena etapa en la séptima posición, la mejor en los cuatro años que lleva compitiendo en el Dakar. Terminó la especial, de 422 kilómetros, a poco más de 14 minutos de Coma. Y escala posiciones en la general: ya es 16ª.

Barreda paga sus prisas

N.T

El piloto de Honda ha sido sancionado con 15 minutos por sobrepasar el límite de velocidad en 60 km/h. Todas las horas invertidas en estudiar el libro de ruta, aprenderse la zona, imaginar por dónde tomar tal o cual dirección, todas las horas encima de la moto exprimiendo la mente y el cuerpo, pueden echarse a perder fácilmente. Le ocurrió a Joan Barreda este martes. Rápido como pocos, tanto que dejó admirado a su rival y líder de la general, Marc Coma, que trató de marcarle durante toda la etapa, el de Torreblanca se olvidó de respetar los límites de velocidad. Y lo pagó caro: 15 minutos de penalización cuando uno está jugándose la competición a cara de perro y apenas quedan cuatro etapas para el final es mucho tiempo.

Ocurrió que durante la novena jornada el español sobrepasó el límite de velocidad fijado en un tramo de la especial en 90 kilómetros por hora. Y lo sobrepasó en dos ocasiones, según la información captada por los radares situados por la organización. Según pudo saber El País, La primera vez el radar captó a Barreda a 150 km/h, la segunda a 148. Por eso recibió una penalización de cinco minutos y otra de diez, por ser reincidente, lo que le aleja un poco más de Coma, que ahora tiene una ventaja al frente de la clasificación de 55 minutos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información