Ancelotti busca otro Khedira

Ante la baja del volante alemán, el técnico del Madrid sostiene que Illarramendi todavía carece de físico para un sistema 4-3-3 y le alarma la inmadurez del brasileño Casemiro

Casemiro, durante un partido con el Madrid
Casemiro, durante un partido con el MadridJan Kruger (GETTY)

Carlo Ancelotti confesó ayer que afronta dos dilemas. Primero, una disyuntiva táctica que le impone decidir la solución que adoptará tras la baja de Khedira, si insistirá en el 4-3-3 o formará un 4-2-3-1, y si apostará por Illarra o Casemiro. Segundo, el entrenador del Madrid admitió que le aqueja una duda culinaria. No está seguro de si el jamón ibérico es mejor que el culatello, rey de los embutidos parmesanos.

“Me gusta el jamón”, dijo, en la parte más distendida de su entrevista con Real Madrid TV. “Pero voy a organizar una degustación con mi cuerpo técnico para decidir entre el jamón y el culatello. El culatello se hace con una parte del jamón y se envuelve en la vejiga del cerdo. Creo que será una degustación muy interesante”.

En los próximos días, Ancelotti, junto a Zinedine Zidane y su ayudante Paul Clement, examinarán sobre el terreno y sobre el plato las grandes incógnitas del otoño. Respecto a la cuestión puramente futbolística, la ausencia de Khedira para el resto de la temporada deja a la plantilla sin un solo volante central que convenza a Ancelotti, aparte de Xabi Alonso. El italiano desconfía de Illarra y de Casemiro por distintas causas. Según fuentes de Valdebebas, el entrenador considera que Casemiro es todavía inmaduro, y esto le lleva a cometer torpezas como el penalti (no pitado) que le hizo a Buonanotte en Los Cármenes y que pudo costar el empate. En cuanto a Illarra, opina que el vasco es excelente para asociarse en fase ofensiva pero resulta tácticamente disperso a la hora de defender y carece de cualidades físicas para sostener el ritmo en un medio campo formado por tres hombres.

Tenemos jugadores que se pueden adaptar a diferentes sistemas” Xabi Alonso

Ancelotti se empeña en liberar de tareas defensivas a Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo porque cree que ninguno tiene instinto para correr hacia atrás. Como los tres deben ser titulares, por razones deportivas y de política de club, el técnico se ha afanado en evitar el desequilibrio mediante un medio campo primordialmente de contención. A su modo de ver, es imprescindible que los tres volantes sean capaces de un gran despliegue físico. En este punto del análisis, Ancelotti duda de la capacidad de Illarramendi para recorrer los kilómetros que le impondrá el esquema sin que su calidad de pase se deteriore por falta de oxígeno. Ancelotti considera que Illarra puede aguantar el esfuerzo si al medio campo se lo reparten entre cuatro, en un 4-4-2, pero no mientras los volantes sean solo tres, en un 4-3-3. El técnico, en sus charlas informales, observa que Di María, Xabi Alonso, Illarra y Modric harían un 4-4-2 muy equilibrado, pero eso implicaría enviar a Bale o Benzema al banquillo. Puesto a insistir en el 4-3-3, la opción de Casemiro cobra fuerza porque el brasileño, a diferencia de Illarra, es un gran atleta. “Casemiro”, observó Ancelotti ayer, “no ha jugado pero se ha entrenado bien y tiene una condición física muy buena. Su pretemporada fue espectacular”.

Marcelo, Bale, Morata, Alonso, Arbeloa e Illarra. Foto: AS/ Vídeo: ATLAS

“Hemos intentado un sistema con tres medios para dar más cobertura y menos trabajo defensivo a los tres delanteros”, explicó el entrenador italiano. “Porque cuando juegas con dos medios defensivos como Illarramendi, Modric, Alonso o Khedira, puedes emplear a dos jugadores de banda, como Bale y Cristiano, un medio ofensivo, que puede ser Isco, y un delantero que puede ser Benzema o Morata. Pero en este caso el trabajo defensivo de Cristiano y Bale cambia. Con tres medios centros el trabajo defensivo de los atacantes es menor”.

No voy a imponer nada porque quiero que el ambiente sea bueno”, dice el técnico

“El 4-3-3 no es definitivo porque la lesión de Khedira nos obliga a pensar si podemos o no continuar con esto”, prosiguió Ancelotti. “Para continuar debemos poner un jugador de las mismas características de Khedira. Si no, debemos cambiar el sistema. La posición de Bale, Benzema y Cristiano no va a cambiar. Podemos cambiar la posición de los tres medios. Podemos usar dos medios defensivos y uno ofensivo, o tres defensivos”.

El técnico expuso la necesidad de persuadir a los futbolistas de hacer una labor que puede que vaya contra sus gustos y costumbres. “Lo primero es que los jugadores se convenzan del sistema”, dijo. “En el Milan, a Seedorf no le gustaba jugar por la izquierda pero estaba convencido de que el sistema podía ser bueno. A Gattuso no le gustaba jugar a la derecha pero lo hizo porque estaba convencido de que era necesario. Si voy a proponer una cosa necesito saber si los jugadores están convencidos. No voy a imponer nada porque quiero que el ambiente sea bueno”.

Xabi Alonso habló en un acto publicitario. “La baja de Khedira fue un shock", dijo el centrocampista, "es una pésima noticia para nosotros, porque estaba muy cómodo y jugando muy bien. Pero tenemos jugadores que se pueden adaptar a diferentes sistemas. El entrenador decide”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción