Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fútbol francés anuncia un cierre patronal contra el nuevo impuesto

El paro, que tendrá lugar el último fin de semana de noviembre y afecta a Primera y Segunda División, pretende presionar al Gobierno para que retire la tasa del 75% sobre la riqueza

Ibrahimovic es la estrella del PSG, el más afectado por la nueva norma. Ampliar foto
Ibrahimovic es la estrella del PSG, el más afectado por la nueva norma. AFP

Los clubes franceses de Primera y Segunda División se han puesto de acuerdo para protagonizar un paro a finales de noviembre. El objetivo es presionar al Gobierno de Françoise Hollande, socialista, que acaba de aprobar un impuesto del 75% para las rentas más altas.

“Es una cuestión de supervivencia para el fútbol francés”, ha dicho Jean-Pierre Louvel, el presidente de la Unión Francesa de Clubes de Fútbol.

La decisión es que la Ligue 1 y la Ligue 2 no disputen ningún partido en el fin de semana del 29 de noviembre al 2 de diciembre.

El nuevo impuesto, conocido como supertasa, gravaba en un principio a las rentas superiores al millón de euros. Tras las protestas de algunos de los empresarios y directivos más importantes de Francia y de otros millonarios, como el actor Gerard Depardie, el Gobienro decidió cambiar la ley y que fueran solo las empresas que ofrecen esos salarios las que paguen el impuesto.

El Paris Saint Germain, que es propiedad de inversores cataríes, es el club más afectado por la nueva política. El Mónaco, en manos de un multimillonario ruso, estará sin embargo exento porque no está sujeto a las leyes fiscales francesas.

“Les volveremos a pedir que retiren el impuesto”, dijo Louvel. “Respaldo totalmente la determinación de los clubes y entiendo su exasperación”, añadió el presidente de la Liga, Frederic Thiriez.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información