Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi pide la ‘cuenta’

Los abogados buscan un acuerdo con la fiscalía y Hacienda para evitar el juicio

El delantero azulgrana podría abonar nueve millones

Messi, en un amistoso reciente en Lima. Ampliar foto
Messi, en un amistoso reciente en Lima. AFP

Leo Messi ha dado el primer paso para solventar sus problemas con la justicia. Sus abogados se reunieron este viernes con los fiscales de delitos económicos de Barcelona para avanzarles que el jugador está dispuesto a llegar a un acuerdo que evite el juicio. La entente pasa por devolver el dinero presuntamente defraudado a Hacienda (4,1 millones), pagar una abultada multa y admitir los hechos. Tal como prevé la ley, si lo hace en el plazo de dos meses desde que fue imputado, el argentino verá reducida su factura y, también, su responsabilidad penal.

El encuentro es solo “una primera toma de contacto” entre las dos partes. Antes de seguir con las conversaciones, los abogados de Messi —el penalista Cristóbal Martell y el fiscalista Ángel Juárez— deberán reunirse con los responsables de la Abogacía del Estado para testar, igualmente, su predisposición a llegar a un acuerdo y en qué términos. Si accede a pagar en los próximos días o semanas y se beneficia, por tanto, de los atenuantes que prevé el Código Penal, el delantero del Barça podría llegar a abonar unos nueve millones de euros: 4,1 por la cuota defraudada, otros cuatro de multa y otro millón por los intereses, estiman fuentes judiciales.

La fiscalía acusa al jugador azulgrana y a su padre, Jorge Horacio Messi, de “simular” la venta de los derechos de imagen del delantero a un entramado de empresas “puramente instrumentales” con sede en paraísos fiscales (Belice y Uruguay). Ese mecanismo le permitió no declarar los ingentes ingresos que había obtenido por la explotación de sus derechos de imagen (10,1 millones) y eludir el pago del IRPF entre 2007 y 2009. Una juez de Gavà admitió a trámite la querella de la fiscalía y ha citado a ambos para que declaren como imputados el próximo 17 de septiembre. Aunque devuelva lo defraudado y llegue a un acuerdo, el trámite de su declaración ante la juez es ineludible.

Los abogados y asesores de Messi —que figura en el décimo lugar de la lista de los deportistas más ricos del mundo que publica la revista Forbes— trabajan ahora para que el impacto en el bolsillo y en la reputación del jugador sean lo más pequeños posibles. Una de las posibilidades que se contemplan es que el padre —a quien la fiscalía atribuye la “iniciativa para defraudar”— asuma toda la responsabilidad sobre el montaje financiero. La explicación debe convencer a la fiscalía, que en tal caso puede considerar que el jugador no sabía nada del fraude y eximirlo de culpa. Aunque el pacto implica reconocer los hechos, las penas por el total de los tres delitos que se les imputan —uno por cada ejercicio— no llegarían a los dos años de cárcel, por lo que eludirían el ingreso en prisión.

En la reunión con la fiscalía, los abogados de Messi mostraron su preocupación por cómo el proceso puede afectar a las reclamaciones judiciales del exsocio de la familia, Rodolfo Schinocca, que ha demandado al jugador en distintos países (Reino Unido, Argentina) y le exige una cantidad millonaria por los derechos de imagen.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información