Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jalabert, la última víctima de la revisión de la historia

Unos controles retroactivos de 2004 detectaron EPO en la orina del ciclista francés en el Tour de 1998, cuando corría en el ONCE

Jalabert, con el maillot amarillo durante una etapa del Tour.
Jalabert, con el maillot amarillo durante una etapa del Tour.

El Tour comienza el sábado y este lunes se supo que la televisión francesa no contará con uno de sus mejores comentaristas, el exciclista Laurent Jalabert, quien, según informó la web del diario L’Équipe, se dopó con EPO en el Tour de 1998. La revisión de la historia del ciclismo a la luz de las investigaciones policiales y de nuevos análisis antidopaje se cobra así otra víctima de entre los grandes del ciclismo de la otra época. Después del mejor ciclista de la historia del Tour, Lance Armstrong, y de la de su segundo casi todos los años, el alemán Jan Ullrich, le ha llegado el turno de confesar sus pecados al mejor ciclista francés de los últimos 20 años, y uno de sus más respetados y admirados deportistas.

El positivo de Jalabert en el Tour del 98, más conocido como el Tour Festina por las redadas policiales en el equipo de Virenque que mostraron al mundo la enorme extensión del uso de EPO en el pelotón, se conoce ahora porque una comisión de investigación del Senado francés ha tenido acceso a los documentos que permiten identificar a los dueños de la orina del Tour de 1998 que la Agencia Francesa Antidopaje (AFLD) analizó en 2004, cuando ya disponía de un método de detección de EPO bien rodado. El caso de Jalabert es, así, similar al de Armstrong, cuya orina congelada del Tour de 1999 fue reanalizada en 2005, y en ella se encontró EPO. En aquellos años, anteriores al descubrimiento de un método de detección, que no llegó hasta 2000, el ciclismo consideraba que la EPO estaba permitida siempre que los corredores no superaran el límite del 50% de hematocrito. La intervención policial que dio lugar al caso Festina produjo, por tanto, tanto temor como perplejidad en el medio. Según estudios recientes, al menos un 95% del pelotón usaba EPO en la década de los 90.

En 1998, Jalabert corría en el equipo español ONCE, cuyo director, Manolo Saiz, y médico, Nicolás Terrados, fueron detenidos e imputados por un presunto delito de dopaje en Francia, y sus vehículos y habitaciones de hotel, registrados. Tanto la ONCE como los otros dos equipos españoles, Vitalicio, Banesto y Kelme, se retiraron en protesta de un Tour que ganó Marco Pantani. El positivo del francés también permite concluir que los registros no fueron muy efectivos, pues la EPO siguió usándose aquel Tour.

El positivo se conoce ahora porque una comisión de investigación del Senado francés ha tenido acceso a los documentos que permiten identificar a los dueños de la orina del Tour de 1998

Más allá del ruido mediático, el perjuicio profesional y su paso oficial a la lista de malos, la revelación del Senado francés poco alcance sancionador puede tener sobre Jalabert, de 44 años, quien se retiró del ciclismo en 2002 (aunque su amor por el deporte le convirtió en adicto a los maratones y a los triatlones extremos: una afición que debió dejar hace unos meses tras ser atropellado por un coche mientras se entrenaba). Las faltas de dopaje prescriben a los ocho años, por lo que será difícil que Jalabert, sprinter de joven (hasta que ganó la etapa de los Lagos en la Vuelta 94, una de las siete que ganó ese año), hombre completo en su madurez (y campeón mundial contrarreloj en el 97) y escalador de viejo, pueda ser desposeído de sus victorias, entre las que destacan la Vuelta del 95, tres París-Niza, una Milán-San Remo, dos Flechas, un Lombardía, dos Clásicas de San Sebastián, un País Vasco, una Romandía, una Volta, dos maillots de la montaña del Tour (los dos últimos años de su carrera, 2001 y 2002, los que enamoró a su Francia, los corrió en el CSC de Riis), y múltiples etapas en Giro, Vuelta y Tour. Y sobre todo una, por la que se le recordará siempre, la etapa de Mende del Tour del 95, en la que hizo temblar a Miguel Indurain camino de su quinto Tour.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.