MASTERS DE AUGUSTA

Tiger: “Siento que estoy en la mitad de mi carrera”

Woods dice que ha encontrado el "equilibrio" y que aún tiene mucho tiempo para superar los 18 grandes de Jack Nicklaus

Tiger, en el entrenamiento de este martes.
Tiger, en el entrenamiento de este martes.Andrew Redington / AFP

Llega al Masters después de ganar este año ya en Torrey Pines, Doral y Bay Hill, sus campos favoritos junto a Augusta, de conseguir seis victorias en total en los últimos 12 meses, y de recuperar el número uno mundial. Como favorito, claro, para vestirse con la que sería su quinta chaqueta verde, una más que Arnold Palmer, una menos que Jack Nicklaus. Tiger Woods asegura que a los 37 años todavía le queda cuerda para mucho rato. Mientras algunos ven en esa cercanía a los 40 una barrera para superar los 18 grandes de Nicklaus, Woods, que suma 14 títulos, solo aprecia un incentivo más, sin agobios. “Volver a ganar un grande sería maravilloso. Es algo que persigo esta semana. Pero la carrera de los golfistas es muy larga. Tenemos la oportunidad de jugar 30 años a un alto nivel. Tenemos trayectorias duraderas y yo siento que estoy justo en la mitad de la mía. Tengo un montón de buenos años por delante”.

Nicklaus, 18; Tiger, 14

JACK NICKLAUS

- 6 Masters de Augusta: 1963, 65, 66, 72, 75 y 86.

- 4 Us Open: 1962, 67, 72 y 80.

- 3 Open Británicos: 1966, 70 y 78.

- 5 Campeonatos de la PGA: 1963, 71, 73, 75 y 80.

TIGER WOODS

- 4 Masters de Augusta: 1997, 2001, 2002 y 2005.

- 3 Us Open: 2000, 2002 y 2008.

- 3 Open Británicos: 2000, 2005 y 2006.

-4 Campeonatos de la PGA: 1999, 2000, 2006 y 2007.

Así de confiado se ha mostrado Tiger sobre su reto con la historia. La comparación temporal con Nicklaus dice que su marca está a tiro. Tiger tiene 37 años y esta es su 61ª participación en un grande. Nicklaus tenía la misma edad cuando jugó también su 61º, en Augusta en 1977. Entonces El Oso Dorado había ganado 14 majors. El mismo número que ahora luce Woods.

“Y a Nicklaus le llevó tiempo llegar hasta los 18, hasta los 46 años. Por lo tanto, hay muchas oportunidades para mí”, ha dicho El Tigre. Su meteórica carrera en los grandes comenzó en 1997, con un Masters que ganó con 21 años. Ahora sufre una esquía de más de cuatro temporadas, desde el US Open que ganó cojo en 2008. Aquello le llevó directamente al quirófano por sus problemas en las rodillas y a un ajuste técnico en su juego del que acaba de salir triunfador. “En los últimos meses no estaba sano, y estaba haciendo un cambio de swing con Sean [Foley, su entrenador]. Todo eso pasó al mismo tiempo, así que lo primero que quería, mi primer objetivo, era ponerme sano, lo suficiente fuerte como para entrenarme. Y una vez que conseguí poder practicar, las cosas volvieron a su sitio, y rápido”.

Ahora estoy más cómodo con cada aspecto de mi juego. He mejorado y soy más consistente

“Ahora estoy cómodo con cada aspecto de mi juego”, continúa Woods. “Siento que he mejorado y que tengo más consistencia, y las victorias lo demuestran. Es algo de lo que estoy orgulloso, de luchar contra las lesiones y salir de todo eso para volver a ganar torneos, de ponerme bien y de tener la oportunidad de volver a competir”. Tiger, que llegó a hundirse en el puesto número 58 del mundo, dice que ahora ha encontrado el “equilibrio” en su vida y en su juego, recuperada la salud, la magia con el putt y la estabilidad emocional junto a su nueva pareja, la esquiadora Lindsey Vonn. Woods está en Augusta con solo una meta, su quinta chaqueta verde, su 15º grande. El Tigre ve en McIlroy a su principal rival para el triunfo el domingo. Aunque él solo piensa en ser el mejor de la historia.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50