Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CSD anuncia un recorte drástico

El organismo reúne a todas las Federaciones para anticiparles una reducción en las subvenciones del próximo año y un cambio de criterio en la concesión de las mismas

Rajoy, junto a Alejandro Blanco y el ministro Wert, rodeado de parte de la última delegación olímpica Ampliar foto
Rajoy, junto a Alejandro Blanco y el ministro Wert, rodeado de parte de la última delegación olímpica

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, se reunió ayer con los presidentes de las 66 Federaciones Deportivas (incluidas las de discapacitados) para mandar un mensaje de austeridad o, en otras palabras, para decirles que no hay dinero. Ante la escasez de recursos económicos, el CSD también adelantó cambios en los criterios a la hora de conceder las ayudas a las federaciones.

Desde el organismo, que depende del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, advierten de que se producirá “una reducción importante”, aunque todavía no han facilitado cantidades concretas. Los presupuestos para 2013 no se conocerán “hasta dentro de unas semanas”, según declaraciones de Cardenal; “todavía hay movimientos de cifras, de hecho, ahora sabemos que contamos con más dinero del que partíamos al principio”. El presidente del CSD evita confirmar cifras, pero sí anuncia que “puede haber federaciones que sufrirán un recorte del 30%, otras del 50% y otras que no tengan rebaja”.

Según el Consejo, el objetivo de la reunión era que las federaciones vayan pensando en “adecuar su estructura y presupuesto” para que cuando se cierre el grifo en 2013 no les coja por sorpresa. Cardenal pidió a las federaciones que le presenten un Plan de Austeridad, que incluya un plan de ajuste presupuestario, de recorte de gastos y de generación de ingresos o recursos propios, para el próximo mes de octubre.

Las federaciones deben presentar al CSD un Plan de Austeridad en octubre

Este anuncio no ha hecho más que confirmar lo que ya se temían las federaciones. Desde que comenzó la crisis, los recortes se han ido extendiendo en todos los ámbitos como una pandemia a la que el deporte tampoco ha resultado ser inmune. El CSD tiene un presupuesto este año de 111,37 millones de euros, un 33,2% menos que los 166,73 de 2011, cantidad que también fue recortada en casi 15 millones en relación a la partida del año 2010 (181,1 millones).

Esta vez la rebaja del presupuesto no viene sola. El CSD ha decidido cambiar el criterio que rige el reparto de las ayudas entre las distintas federaciones. Hasta ahora la concesión de las subvenciones atendía a “criterios históricos que responden a una serie de parámetros deportivos”, explican desde el CSD sin querer profundizar en más detalles. A partir de 2013, el organismo premiará a las federaciones únicamente por sus resultados (en Juegos Olímpicos, Mundiales y Europeos), con el fin de que “optimicen sus recursos”, aunque el CSD reconoce que todavía no está concretado cómo se cuantificará el reparto de dicha ayuda.

Se garantiza el apoyo a Madrid 2020, pero hay “inquietud” por los Mundiales

Las federaciones no tendrán más remedio que buscarse la vida y tratar de generar ingresos por sí solas. El CSD va más allá con la adopción de este nuevo criterio que “defiende la idea, cada vez más extendida entre la gente joven de las federaciones, de que el futuro del deporte español no pasa por las subvenciones”.

Hasta el momento, la de atletismo es la Federación que más dinero recibe del CSD (6.197.054,20, según datos correspondientes al ejercicio de 2011, los últimos disponibles) y supone casi el 50% de su presupuesto. Atendiendo a este nuevo criterio, la ausencia de medallas por parte de los atletas españoles en los Juegos de Londres podría suponer una disminución más que drástica en su presupuesto.

La otra cara sería el taekwondo que, después de las tres medallas logradas en Londres, se convertiría en una de las más beneficiadas, o menos perjudicadas, por el nuevo reparto.

La celebración en España de los eventos deportivos internacionales, como son los Mundiales de balonmano y natación en 2013; y el de ciclismo y baloncesto, en 2014, podrían peligrar por culpa de los recortes presupuestarios. Desde el Consejo no se atreven a garantizar la celebración de todos ellos y reconocen que hay “cierta inquietud” con el tema. Lo que sí asegura Cardenal es que “se va a apostar totalmente” por la candidatura olímpica de Madrid 2020, ya que los beneficios económicos que supondría para la capital española la organización de los Juegos “están demostrados”.

Brasil invertirá 962 millones

Mientras tanto, en Brasil, que albergará los próximos Juegos en Río, el Gobierno anunció ayer inversiones por 962 millones de euros en planes de apoyo a los deportistas de cara a la cita olímpica.

Según los casos, algunos deportistas podrán recibir hasta 5.700 euros al mes, así como otras ayudas dirigidas a mejorar su preparación y lograr que lleguen a Río con unas “posibilidades reales” de conquistar medallas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.