Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moto2, entre Bradl y Márquez

El alemán suma su séptima pole tras una bonita lucha con el español, que conserva la segunda plaza pese a una caída

Stefan Bradl se las prometía muy felices al inicio del campeonato, cuando no localizaba entre la cuarentena de pilotos que forman la parrilla de Moto2 un rival claro. Llegó a encadenar cinco pole position consecutivas y cuatro victorias en los primeros seis grandes premios. Hoy ya sabe quién es ese rival. Tiene nombre y apellidos. Se llama Marc Márquez y obliga al líder de la categoría intermedia, un chico tranquilo, cerebral y de los del pilotaje fino, a no bajar la guardia. Después de su último desliz -el alemán se cayó el último sábado de carreras y se clasificó en la 22º posición, lo que le obligó a una remontada el domingo-, que facilitó la victoria al chico de Cervera (Lleida), Bradl ha querido demostrar que no es fácil ponerle nervioso.

Ya en los entrenamientos libres andaban los dos pilotos, geniales, batiéndose vuelta a vuelta por mejorar el crono uno del otro. Y así siguió la fiesta durante la sesión de clasificación. Y esta vez le tocó a Márquez equivocarse. Perdió el control de su moto en plena curva cuando llevaba 12 vueltas y el alemán acababa de arrebatarle la primera posición en la tabla de tiempos. Si bien, la caída del español no tuvo consecuencias tan terribles como la de su colega una semana atrás. Márquez regresó a su taller montado en su Suter, esperó en el box unos minutos, mientras sus mecánicos arreglaban su moto, con pocos daños, dicho sea de paso. Volvió a la pista a falta de 14 minutos y nadie le había robado aquella segunda posición que se había ganado batiendo el último récord de pole de esta pista, en manos de Toni Elías, el campeón de 2010, poco antes de que también lo hiciera Bradl.

Benita rivalidad la de estos dos jóvenes pilotos que están haciendo una delicia de las carreras de Moto2, categoría que se estrenó el curso pasado y que hoy dominan de viernes a domingo. Al final, la pole se la quedó Bradl, que todavía bajó aún más su crono, adjudicándose un nuevo récord en 1m37,8s (el anterior era de 1m38,9s), una auténtica barbaridad. A dos décimas, Márquez, que se ve con ritmo suficiente para pelear con el alemán por la victoria, y que deberá arreglar los últimos detalles de esa moto que se deslizó por la pista sanmarinense tras su caída. En el tercer puesto, el japonés Yuki Takahashi, a medio segundo, completará la primera fila de la parrilla.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.