Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Stoner sigue rompiendo barreras

El australiano bate el récord de Misano y se adjudica su octava 'pole' de la temporada seguido muy de cerca de Lorenzo y Pedrosa

Stoner, durante la sesión de clasificación.
Stoner, durante la sesión de clasificación. GIAMPIERO ESPOSITO (REUTERS)

Casey Stoner sigue volando sobre el asfalto, nada nuevo. Y sigue rompiendo barreras, también. Este sábado batió, sin pestañear, como siempre, el récord de la pista en el circuito sanmarinense de Misano. Faltaban unos 14 minutos para el final de la sesión de clasificación cuando el australiano bajó, de golpe, su mejor tiempo más de tres décimas con un crono de 1m33,1s. Superaba así el récord de la pista, que tenía Pedrosa (1m33,3s), y la mejor pole, que hizo él mismo en el año 2010 (1m33,3s). Y se adjudicaba la octava pole de esta temporada, que domina a lomos de su cómoda Honda. Solo ha habido dos ocasiones anteriores en las que un piloto de la categoría reina sumara más pole position de las que lleva el piloto de HRC: los pilotos, con nueve, fueron Rossi en el 2003 y el propio Stoner en el año 2008, curso en el que, por cierto, no ganó el Mundial.

Con todo, y para que no se confíe tras los últimos grandes premios -lleva tres victorias consecutivas- su empuje animó a sus dos grandes rivales, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa, que también rebajaron aquellos tiempos de récord en los últimos giros de la sesión para terminar a poco más de una décima (a 0,120s y 0,180s respectivamente) de Stoner. Los tres, sobre todo Stoner y Lorenzo, demostraron tener ritmo suficiente para disputarse el triunfo en la carrera de este domingo. Y demostraron, además, que, cuando no sufren problemas de más (bien por lesiones, bien por el rendimiento de los neumáticos) no tienen parangón en la parrilla. El cuarto mejor clasificado, Ben Spies, quedó a ocho décimas del líder del mundial y a siete de su compañero Lorenzo. Simoncelli y Dovizioso, con la misma RC212V que sus otros dos colegas de Honda, terminaron a más de ocho décimas.

Por otro lado, en el octavo y en el noveno puesto: Bautista y Barberá, respectivamente, que están cuajando una buena progresión en su segundo año en la categoría reina, pese a la inferioridad de la Suzuki del primero y el complejo comportamiento de la Ducati del valenciano, que volvió a ser el mejor clasificado con esa Desmosedici. La misma moto con la que se pelea Valentino Rossi (11º) en el circuito de casa. Acabó a más de un segundo y medio. Ya había avisado a sus tifosi el jueves, antes siquiera de subirse a la moto: "Trabajamos para hacer una mejor moto, los resultados ahora quedan en un segundo plano".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.