Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La clave estuvo en nuestra fortaleza mental"

El seleccionador sub 19, Ginés Meléndez, destaca la capacidad de España "para superar dos veces un marcador en contra"

Con su nuevo título europeo, España ha vuelto a demostrar que pocos países, en pocas categorías, pueden alcanzar actualmente su nivel futbolístico. Campeona absoluta de Europa en 2008 y sub 21 hace poco más de un mes, hoy ha logrado su quinto entorchado sub 19. Y, sin embargo, más allá del inconfundible estilo que liga a las selecciones españolas de todas las edades, Ginés Meléndez, el técnico que ha dirigido esta nueva victoria desde el banquillo, ha señalado como claves del triunfo "la unión y la fortaleza mental". Y es que para doblegar a la República Checa en la final (2-3), España ha tenido que igualar por dos veces un marcador adverso (primero, cuando expiraba el tiempo reglamentario; después, durante la prórroga) e imponerse finalmente cuando la tanda de penaltis ya se oteaba en el horizonte.

"No es lo mismo entrenar que dirigir una selección", ha apuntado Meléndez; "lo más importante es hacer grupos humanos y creo que es la base del éxito conseguido hoy. La fortaleza mental del grupo y lo amigos que son han hecho que levantáramos la Copa de Europa". En el mismo sentido se ha expresado el máximo goleador del torneo, el madridista Álvaro Morata: "Ha sido fundamental que los 18 somos muy amigos y eso se nota a la hora de jugar en el campo. Hemos remontado como el gran equipo que somos". "El dominio mental es muy importante en una final y ahí fallamos un poco en los primeros 20 minutos", ha profundizado más adelante Meléndez; "después causamos muchos problemas a su defensa por las bandas, pero la clave real estuvo en nuestra fortaleza mental para superar dos veces un marcador en contra".

El técnico español no ha escatimado elogios para sus futbolistas, especialmente para el gran protagonista del partido, Alcácer. El canterano del Valencia ha sido quien, con sus dos goles en la prórroga, ha salvado un partido que se había puesto muy cuesta arriba. "Ellos saben que siempre juegan 14", ha explicado sobre sus jugadores; "teníamos previsto el cambio de Alcácer para cuando Juanmi estuviera cansado, y nos ha salido muy bien y hemos remontado el partido. Alcácer tiene muchísimo peligro y las que ha controlado en el área son prácticamente todas gol". Tampoco sus pupilos se han olvidado de él. "En el descanso, antes de la prórroga, Ginés nos ha dicho que íbamos a ganar seguro y que estuviéramos tranquilos", ha confesado el centrocampista Álex Fernández; "cuando ha terminado, estaba muy emocionado y nos ha dicho que nos lo merecíamos".

Meléndez, que hoy ha dirigido su último partido como entrenador de la sub 19, ha querido destacar también el buen partido jugado por el equipo checo, especialmente por su "gran disposición táctica". Sin embargo, ha resaltado que su primer gol ha sido fruto de un error defensivo español y en el análisis global del encuentro su veredicto ha sido claro: "Creo que hemos sido mejores".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.