Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mayor proveedore del Pentágono sufre un ataque informático

Las redes de Lockheed albergan datos sobre tecnología militar utilizada en las guerras en Irak y Afganistán

Piratas informáticos se infiltraron el 21 de mayo en las redes de seguridad de la empresa de materiales militares Lockheed Martin Corp y de otros contratistas militares del Pentágono de Estados Unidos. Washington ha salido al quite inmediatamente para asegurar que conoce el alcance del ataque y no teme por el material que haya podido ser sustraído. "Riesgo mínimo", ha insistido el Departamento de Defensa.

Las agresiones violaron los controles de seguridad creando duplicados de las "llaves electrónicas" utilizadas para acceder al sistema, ha explicado la empresa. Por el momento se desconoce qué clase de datos fueron robados, pero las redes de Lockheed y otros contratistas de defensa albergan datos importantes sobre futuros sistemas de armas, al igual que de tecnología militar actualmente utilizada en las guerras en Irak y Afganistán.

Un portavoz de Lockheed Martin ha asegurado que el ataque fue "duro e importante". pero que se consiguió frustrar a tiempo. "Como resultado las de las rápidas acciones tomadas para proteger la red e incrementar la seguridad, nuestros sistemas permanecen seguros", ha dicho la portavoz , Jennifer Whitlow. "Ninguna información personal de clientes, programas o empleados se ha visto comprometida",

ha agregado.

El personal informático de seguridad está trabajando a contrarreloj para restaurar el acceso de los empleados a los sistemas de información que fueron alcanzados en el ataque. Según la empresa, se ha mantenido "informados de manera apropiada" de las acciones que se están llevando a cabo a las agencias gubernamentales estadounidenses.

Lockheed Martin Corp es la mayor compañía aeroespacial del mundo y el primer abastecedor del Pentágono. Estas compañías son las últimas de una lista de proveedores del Gobierno cuya seguridad informática ha sido violada por medio de ataques sofisticados. Los expertos en seguridad aseguran que es virtualmente imposible para cualquier compañía o agencia gubernamental construir una red de seguridad que no pueda ser burlada por los piratas informáticos.

El Pentágono, que cuenta con alrededor de 85.000 empleados militares y civiles abocados a temas de seguridad cibernética en todo el mundo, dijo que también utiliza un limitado número de "llaves" de seguridad, pero se negó a decir cuántas por razones de seguridad.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.