"En el Etna sí se marcarán diferencias"

Los favoritos restan trascendencia a la etapa de hoy y apuntan a la ascensión del próximo domingo

No se esperaba que ninguno de los favoritos diera un golpe sobre la mesa en la primera etapa de alta montaña de este Giro. Como mucho, que alguno quedara descolgado. Al final, la jornada ha concluido sin grandes novedades en la general. "Ha sido una llegada en la que nos hemos vigilado bastante, porque sabíamos que no era un final muy exigente", ha dicho Alberto Contador (Saxo Bank) al llegar a la cumbre de Montevergine. "Mis sensaciones han sido bastante buenas y simplemente es un día más de carrera", ha señalado el de Pinto, para quien será mucho más importante la subida al Etna del próximo domingo: "Sin duda será más decisiva que la de hoy, en el Etna sí se marcarán diferencias".

Más información
Agónica victoria de De Clercq
Ruge el Etna, ruge el Giro

En la misma línea se ha manifestado Roman Kreuziger, líder del Astana y tercero hoy. "La primera etapa en alto no dice nada. Era tan solo una toma de contacto, pero no era un lugar para que se diesen diferencias en la general. El Giro empieza a desvelar secretos a partir del domingo en el Etna", ha dicho el checo. "Hoy no se ha visto gran cosa. El primer contacto con la montaña siempre es así, la gente va con un poco de incertidumbre y en esta ocasión todavía más, ya que al ser una etapa tan corta nunca sabes cómo te va a responder la musculatura", ha secundado David Arroyo (Movistar), segundo en el Giro del año pasado. "Por mi parte, hemos salvado el día sin problemas y por eso estoy contento. La etapa no me iba mucho porque la gente que tiene más chispa llegaba muy entera al final, pero he conseguido estar con los mejores".

También se ha mostrado muy confiado Joaquim Purito Rodríguez (Katusha), el español mejor clasificado de la jornada con la sexta plaza. "Creo que he demostrado que cuando empiezan las escaladas, siempre puedo ganar", ha asegurado. "Estoy contento con mi actuación. He sentido las buenas vibraciones que estaba buscando, lo que me da confianza para el resto de la carrera. Sinceramente, no pensaba que De Clercq pudiera ganar, pensaba que los principales favoritos tendrían más opciones".

Carlos Sastre (Geox) también tenía dudas sobre la resolución de la etapa: "Ha sido muy rápida y, con ese final en alto, todos teníamos dudas sobre qué podía pasar. Se ha subido realmente deprisa, siempre a 30 kilómetros de media. Hacía bastante viento en contra y eso ha provocado que no haya habido ataques". Sí ha estado muy cerca de dar caza a De Clercq (Omega), ganador de la etapa, el italiano Scarponi (Lampre): "El belga iba bloqueado, pero me ha ganado por un metro. He hecho un gran esprint y al menos he conseguido 12 segundos de bonificación".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS