Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Lo que más me molesta es que se hable de todo menos de fútbol"

Mascherano reivindica el protagonismo de la pelota sobre las acusaciones en las ruedas de prensa

Muy tranquilo y con voz pausada ha comparecido Javier Mascherano, medio centro del Barça, en la rueda de prensa de esta tarde en el Bernabéu, previa al partido de la Champions. El jugador argentino, al contrario que el entrenador del Real Madrid, José Mourinho, que ha lanzado un discurso sobre los árbitros tres horas antes, solo quería hablar de fútbol. "Lo que más me molesta es que se hable de todo menos de fútbol, cada vez más. Se podría sacar mucho jugo a estas semifinales. Siempre se desvía la atención a otras cosas menos a lo importante, que es el fútbol", ha declarado. Aunque, políticamente correcto, El Jefecito ha descartado estar refiriéndose a Mourinho: "Este no es un mensaje hacia nadie y no hablo de nadie en particular. Si no, daría nombre y apellido. Simplemente, es una lástima que no se hable de fútbol".

El jugador, en consonancia con el resto del vestuario azulgrana, ha defendido a Guardiola -Mourinho le ha acusado de no estar contento por los aciertos del árbitro en la final de la Copa- y ha querido aclarar que, según él, el técnico azulgrana no criticó al colegiado. "Dentro del vestuario tenemos muy claro lo que quiso decir. Hay que tener cuidado con lo que se habla. No tiene nada que ver con la versión que se quiere dar. Lo que quiso decir es que por un pelito fue fuera de juego y no gol. Si no hubiese sido, quizá nos tocaba ganar el partido", ha aclarado. Y ha rematado: "Duele, está más que claro. Ante una eliminatoria tan importante, cada palabra que se diga, será medida y tomada de diferentes maneras".

Después ha vuelto al fútbol: "La fe está intacta porque no se puede valorar solo el resultado de un partido [en referencia a la Copa]. Sacamos muchas conclusiones positivas de la derrota. Pero estos dos partidos son diferentes, es una eliminatoria. Debemos repetir lo que hicimos la segunda mitad del otro día porque al principio no tuvimos posesión del balón y no pudimos jugar nuestro fútbol". Y aunque le han insistido, no ha querido pronunciarse sobre Mourinho -"No puedo hablar de una persona que no conozco, no sería ético"-, pero sí ha querido lanzar un mensaje en referencia a las palabras de Sergio Ramos: "Nosotros también queremos un partido sin teatro, limpio. Nos interesa jugar al fútbol. Si hay un equipo que quiere eso, es el Barcelona".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.