Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una defensa a pedazos

Guardiola, que recupera a Puyol para el Bernabéu, ha utilizado esta temporada a 12 futbolistas en 31 combinaciones de la retaguardia del Barça

En agosto y en Sevilla, en el primer partido oficial de la temporada -la ida de la Supercopa española-, Pep Guardiola se inventó una defensa para arrancar en plena resaca mundialista. Piqué y Puyol no estaban disponibles. Así que para hacer frente a las circunstancias jugaron Alves, Sergio Gómez, Milito y Abidal. Perdió el Barcelona por 3-1. En la vuelta, el técnico azulgrana cambió la alineación y empezó el carrusel defensivo que ha venido siendo habitual a lo largo del curso: repitió Alves en la derecha, entró Maxwell en la izquierda, apareció Piqué y, a su lado, por vez primera, Abidal jugó como central zurdo, un recurso que, si no funcionó en ese encuentro como se esperaba, terminó triunfando, hasta el punto de convertirse en habitual cuando se lesionó Puyol.

Ausente Maxwell, Mascherano es la alternativa para jugar de central o lateral

Desde ese atropellado inicio de la campaña, el entrenador del Barça se ha visto obligado a meter mano a la zaga para reinventarla cada dos por tres. Así, en los 54 partidos que ha disputado el equipo en lo que va de temporada, Guardiola ha utilizado a 12 futbolistas diferentes para hacer 31 combinaciones defensivas distintas, casi siempre exigido por las lesiones o las enfermedades, alguna tan dramática como el tumor que se le detectó a Abidal en el hígado el 18 de marzo. De los 13 que han pasado por la enfermería en la temporada, siete -si se cuenta al portero Valdés-, son de la retaguardia.

Guardiola no ha tenido otro remedio que inventarse cada semana una cobertura, pero siempre respetando un axioma. "Cuanto mejor atacamos, mejor nos defendemos", proclama el cuerpo técnico, convencido de que el trabajo defensivo del equipo se sustenta en el orden que muestra en el ataque y en la presión que ejercen los puntas a la salida del balón del rival. Por eso, y por mucho que cambiaran los nombres en la defensa, la idea se ha mantenido inalterada jugara quien jugase.

Veintisiete de los 54 partidos disputados hasta el momento por el Barça han acabado con la portería a cero y en los 33 de la Liga solo ha encajado 17 goles. La alineación más repetida en la defensa, en cualquier caso, la componen Alves, Piqué, Puyol y Abidal, con nueve comparecencias. Un cuarteto imposible de utilizar mañana en el Bernabéu, contra el Madrid, por la ausencia forzosa de Abidal. Con ellos en el campo, el Barça solo ha recibido cuatro goles, por lo que la media es de 0,44. Los azulgrana han ganado 15 de los 18 partidos en que Puyol y Piqué -campeones mundiales con España en Sudáfrica- se han visto en el eje de la zaga. Alves (46 encuentros) y Piqué (47) son los defensas que más partidos acumulan este año.

Guardiola encara el partido de ida de las semifinales de la Champions con lo puesto porque no tiene mucho donde elegir. Cuatro de los cinco jugadores que viven en la enfermería son defensas: Abidal, Adriano, Maxwell y Milito. El otro es Bojan, un delantero. Le quedan Alves, Piqué y Puyol, que ayer se ejercitó con el grupo, y Milito, que también ha sido convocado juntamente con los jugadores del filial Fontàs, Thiago, Montoya y Sergi Roberto.

El técnico contempla la posibilidad de que Mascherano vuelva a jugar de central o incluso en el lateral izquierdo. Pero no parece preocupar al equipo esta circunstancia. Así lo dijo Iniesta: "Hemos llegado a este punto con gente que no puede estar, pero hay alternativas para hacer las cosas bien". Alves, Piqué, Mascherano y Puyol pueden ser la nueva defensa en Madrid después de confirmarse la baja de Maxwell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de abril de 2011