Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La federación española absuelve de "tentativa de dopaje" a Bezabeh

El Comité de Competición aprecia que no concurren "pruebas suficientes"

El Comité de Competición de la Federación Española de Atletismo ha comunicado al atleta Alemayehu Bezabeh que lo absuelve de la infracción de "tentativa de dopaje" -equivalente a dopaje, según el Código Mundial Antidopaje- que figura en el reglamento de la IAAF "por no concurrir pruebas suficientes que acrediten una conducta infractora". La resolución la firman el presidente del comité, Luis Landa Sanguinetti, y el secretario general de la federación, José Luis de Carlos.

En un primer momento del caso, la instructora del comité, Ana María Ros, había solicitado una sanción de un año para el atleta, que había sido detenido el 9 de diciembre pasado durante la Operación Galgo cuando acudía con su entrenador, Manuel Pascua, a una cita en El Escorial con Alberto León para, presuntamente y según los investigadores de la Guardia Civil, proceder a una transfusión con sangre que se había extraído a mediados de noviembre.

La Comisión Nacional Antidopaje, dependiente del Consejo Superior de Deportes, tiene potestad para recurrir ante el Comité Español de Disciplina Deportiva la absolución del atleta, quien ya puede volver a competir. Al ser un procedimiento nacional, la federación internacional, la IAAF, no puede recurrir ante el tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

La intervención policial impidió la transfusión y Bezabeh, que recibió una suspensión provisional el 12 de de enero, acudió inmediatamente a la federación española, donde comunicó lo ocurrido al presidente, José María Odriozola, a quien explicó que él pensaba, por lo que Pascua le decía, que León -colaborador de Eufemiano Fuentes, imputado en la Operación Puerto y en la Galgo y que se suicidó posteriormente-era un médico que le extraía sangre para analizarla, ya que pensaba que tenía un problema de hígado. La federación impidió a Bezabeh defender su título dos días después en el Campeonato de Europa de cross, y el Consejo Superior de Deportes le retiró la beca y le pidió que abandonara la residencia Blume, donde estaba alojado. Bezabeh, el único atleta español que ha bajado de 13 minutos en los 5.000 metros, se fue a vivir de alquiler con su mujer a un piso de Vallecas. En enero tuvo una niña, Amen, y hace unas semanas volvió a su país natal, Etiopía, de donde había emigrado a España, sin papeles, en 2003. Tiene la nacionalidad española desde julio de 2008, lo que le permitió defender la camiseta roja en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Bezabeh fue el único atleta detenido en la Operación Galgo, aunque, según la jueza que la instruye, hay más atletas entrenados por Manuel Pascua -Nuria Fernández, Reyes Estévez, Digna Luz Murillo, Eugenio Barrios...- que presuntamente se sometieron a prácticas dopantes organizadas por su técnico. A todos ellos, el plan ADO les retiró provisionalmente su beca para 2011. En la Operación Galgo están imputados por un presunto delito contra el dopaje, entre otros, los atletas Alberto García y Marta Domínguez, los entrenadores César Pérez, María José Martínez y Manuel Pascua, y el representante de atletas José Alonso Valero.