Análisis:
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Anderson evita el bochorno del Barça

Los jugadores del Menorca se la tenían jurada al Barcelona. En octubre pasado perdieron por 40 puntos en el Palau Blaugrana. Colista, con tan solo cinco victorias, el modesto equipo balear afrontó en su cancha el partido sin el menor complejo y estuvo a punto de voltear al líder (73-78). Sus jugadores se multiplicaron en la defensa, llevaron a cabo un buen plan ofensivo, cargaron el juego por dentro sobre el estadounidense Jakim Donaldson y dieron toda la libertad de movimientos posible al alero israelí Raviv Limonad. Bien entrado el tercer cuarto, ganaban por 10 puntos (49-39). En pocas ocasiones se había visto a un Barça tan desconcertado, incluso rozando la desesperación de pura impotencia.

Más información
"Este negocio es insostenible"
El Barça se redime en el último cuarto
Una victoria desestresante
Garbajosa regresa a Málaga

Xavi Pascual se encontró con todo un panorama cuando Morris, a última hora, se añadió a las bajas de Ingles y Vázquez. Aun así, la diferencia de calidad entre ambas plantillas era enorme. Pero quedó todavía más limada por una nueva demostración de la crisis por la que atraviesa Ricky Rubio. Falló los tres tiros que intentó, perdió dos veces el balón y cometió dos faltas al ataque. Así las cosas, Pascual tuvo que reducir sus minutos de juego a algo menos de 14. Encima, ni Lorbek ni Sada tuvieron su mejor día. Carente de las mejores constantes de su juego, el Barça demostró carácter y capacidad para cambiar sus registros. Pascual abandonó la ortodoxia, puso en la cancha a un equipo con un único pívot y colocó a Anderson a jugar en la teórica posición de cuatro para encargarse de Donaldson y crearle muchos problemas cuando tenía que defender. A partir de ahí, el Barça se adueñó del juego y, de la mano de Anderson, Navarro y un Lakovic que enmendó la plana a los directores de juego azulgrana, acabó solventando la papeleta.

El que no consiguió reaccionar fue el Caja Laboral, que sufrió en Fuenlabrada (84-68) su quinta derrota en las últimas nueve jornadas. La mala dinámica de juego del equipo de Dusko Ivanovic, de nuevo superado en la lucha por el tercer puesto por un Power Valencia que apabulló al Joventut (94-71), no empaña los méritos de un Fuenlabrada pletórico. El equipo de Salva Maldonado demostró que su triunfo sobre el Barça no fue episódico. El mexicano Gustavo Ayón, empeñado en acumular méritos suficientes para que algún equipo de la NBA apueste por él, volvió a ser el más destacado, con 16 puntos, ocho rebotes y tres asistencias. El exjugador del Fuenlabrada fichado por el Baskonia en enero, el uruguayo Esteban Batista, apenas tuvo influencia en el partido contra su antiguo equipo.

El Madrid ganó sin mayores problemas al Meridiano Alicante (80-62), antepenúltimo, pero precisamente uno de los equipos que había sonrojado al de Ettore Messina al derrotarlo en la primera vuelta (78-67). Con su nuevo entrenador, Emanuele Molin, el Madrid parece que intenta correr más en la transición y lo que ya es un hecho es que Sergi Vidal está jugando mucho más que con su predecesor en el cargo.

Anderson lanza ante la oposición de Diego Sánchez.
Anderson lanza ante la oposición de Diego Sánchez.MYRIAM TRAID VALERA (EFE)
El Madrid arrolla al débil Meridiano Alicante en un partido plácido tras días de agitación. <strong><a href="http://www.elpais.com/buscar/acb/videos">Vídeos de la ACB</a></strong> <p class="figcaption estirar"><span class="titulo"><a href="http://www.elpais.com/multigalerias/deportes/videos/ACB/20110313elpepudep_4/Zes">VIDEOGALERIA: Los vídeos de la ACB</a></span>

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS