Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una camiseta de catálogo para Corea del Norte

El combinado asiático llegó a un acuerdo con la italiana Legea solo unos días antes del Mundial

Hay un Mundial paralelo al que se juega sobre el césped de los estadios de Sudáfrica. Es el que se disputan las marcas deportivas que visten a las selecciones del campeonato. Estas firmas se juegan durante un mes parte de su prestigio y luchan por patrocinar a los equipos más potentes. Consiguen, de esta forma, una publicidad muy valiosa. En la época de la imagen, sorprenden historias como la que ha protagonizado en los últimos meses Corea del Norte, la selección más hermética del Mundial. El combinado asiático se plantó en el mes de junio sin una marca que les vistiese en el campeonato. Al final, están luciendo el nombre de la italiana Legea en unas camisetas de catálogo.

Los problemas de la selección asiática con el equipamiento deportivo vienen de lejos. Hace tiempo, la encargada de vestir a los futbolistas norcoreanos, que viven bajo una férrea dictadura comunista hereditaria, era la danesa Hummel. Después entró la empresa china Erke, que ha sido la responsable de las camisetas del equipo durante la fase de clasificación para el Mundial. El acuerdo entre la Asociación de Fútbol de Corea del Norte y Erke era, cuanto menos, peculiar: la empresa vestía a la selección, pero no tenían ningún contrato que los vinculara formalmente ni recibía dinero por ello. Paradójicamente, fue una vez que los norcoreanos se clasificaron para el Mundial cuando se quedaron sin marca de ropa.

Este problema se evidenció en una gira que realizaron por Sudamérica a principios de año. En el primer partido, frente a Venezuela, los norcoreanos argumentaron que su equipamiento se había perdido durante el viaje y tuvieron que jugar con la segunda equipación venezolana con el escudo de la Federación del país tapado. La situación no se arregló en los siguientes encuentros, en los que los coreanos jugaron con camisetas de la marca colombiana Forte. Cuando se enfrentaron a México, la firma Pirma comenzó a vestir a la selección asiática. Algunos proveedores intuyeron entonces que el equipo norcoreano luciría esta marca en el Mundial.

La española Astore se cruzó en la historia sin quererlo. Corea del Norte vistió camisetas de esta empresa en sus siguientes amistosos. Pero Astore no sabía nada sobre el tema. La Federación compró camisetas de la firma en su filial de Corea del Sur y después cosieron la bandera del país en la parte frontal. Solo unos días antes de que comenzara el Mundial, la selección asiática anunció un acuerdo por cuatro años con Legea por algo menos de cuatro millones de euros. Esta empresa ya había vestido, aunque también sin saberlo, al equipo, puesto que mientras portaban camisetas Astore, los chubasqueros y los chándales eran de Legea.

Por más que Legea sea la primera firma en bastante tiempo que viste formalmente a los norcoreanos, la actual camiseta de la selección también tiene su historia. Como el contrato con la firma italiana se produjo muy pocos días antes del comienzo del Mundial, Legea no tuvo tiempo de confeccionar una camiseta exclusiva para la ocasión. Por eso, las casacas que lucen los asiáticos son de catálogo, aunque se les ha añadido la bandera de Corea del Norte en el pecho y el logotipo del Mundial en una manga. Según comentan los responsables de la empresa italiana, la federación norcoreana pidió un diseño clásico y sobrio, que su bandera apareciera sobre el pecho de los jugadores y un tipo de tela que "no estaba en el catálogo". El acuerdo le ha servido a Legea para tener publicidad en encuentros importantes, como frente a Portugal o Brasil, aunque encontrar la camiseta oficial de Corea del Norte en las tiendas e Internet es casi una misión imposible. El de hoy será el último partido de Legea en el Mundial. La selección asiática volverá a casa tras el choque frente a Costa de Marfil haga lo que haga.