ABIERTO DE MADRID

Verdasco supera un bombardeo

El español derrota 7-5 y 6-3 a Karlovic y sus 11 aces

Fernando Verdasco, el número nueve del mundo, ya está en los octavos de final del torneo de Madrid. Su triunfo por 7-5 y 6-3 ante el croata Ivo Karlovic resume cuántas cosas separan al tenista de antes del de ahora: puesto ante una prueba de la máxima dificultad, de esas que sirven como termómetro del estado de forma de un tenista, el madrileño respondió con pulso y éxito. Karlovic y su saque (11 aces esta noche) obligan a un ejercicio de concentración extrema, tan pocas son las oportunidades ofrecidas, tan definitiva la pérdida del saque propio, que irremediablemente significa ceder el parcial, quizás el partido.

"Y es que con Karlovic", reflexionó luego el madrileño, "es difícil sentir la bola, porque te asa a aces y no te da ritmo". Verdaco sigue adelante en Madrid después de un mes de locura, con final en Montecarlo, título en Barcelona y semifinal en Roma, donde acabó "físicamente muerto pero mentalmente bien" tras unos cuartos de final maratonianos contra Novak Djokovic. Luego, llegó a la Caja Mágica, descansó tres días y se preparó para el reto de un cuadro empinadísimo que le ha puesto a Robin Soderling y Rafael Nadal en el camino hacia el título.

Más información
Federer, a trompicones
Nadal descubre a Dolgopolov

Algo de eso hubo también al final del partido. La celebración enseñó quién es este nuevo Verdasco, ambicioso jugador que se lo pide y exige todo: no hubo grandes saltos, no hubo grandes gritos, para un triunfo que hubiera sido de gran valor para su carrera no hace tantos años. Apenas un puño apretado. Es la señal del inconformismo. Las grandes celebraciones, para las tardes de verdad grandes.

Fernando Verdasco
Fernando VerdascoEFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS