Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Tengo que arriesgarme con Sneijder"

El Inter se ha entrenado por la mañana en Pinetina, por la tarde Mourinho y Motta han sido los únicos en pisar el Camp Nou

El Inter se ha entrenado esta mañana en la Pinetina antes de salir hacia Barcelona. Mourinho prefirió evitar el Camp Nou y quedarse en las instalaciones de casa, tal y como hizo antes del partido octavos en Stamford Bridge contra el Chelsea. Le salió bien y, por si acaso, ha mantenido la costumbre.

Wesley Sneijder se ha unido al resto de sus compañeros y se ha entrenado normalmente. Nadie dudaba de su presencia mañana en el Camp Nou, pese al estiramiento que sufrió el sábado en el partido contra el Atalanta. El holandés se tuvo que marchar al final de la primera parte, el domingo no se entrenó y la ecografía a la que se sometió hablaba de estiramiento sin concretar los tiempos de baja.

De ahí que la mayoría pensara en otra de las tácticas de Mourinho: engañar al rival hasta el último minuto. Sneijder se puso en manos de los fisios. Hasta hoy. En el partido de vuelta de cuartos contra el CSKA en Moscú también fue duda hasta última hora por un golpe en el tobillo y finalmente jugó. "Wesley está mejor... es verdad que también nos quedan otros partidos importantes después de éste [la lucha final para la Liga y la final de Copa] pero tengo que arriesgarme con él, no puedo hacer otra cosa", ha comentado el técnico.

El Inter ha llegado hoy por la tarde a Barcelona y sólo Motta y el técnico Mourinho, que han comparecido en rueda de prensa, han pisado el Camp Nou. El resto de la expedición se quedó en el hotel. Balotelli incluido. El portugués decidió finalmente convocarlo después de que el presidente Moratti decidiera mandarlo a casa el pasado sábado contra el Atalanta para que se tomara "dos días de descanso".

El delantero italiano protagonizó el episodio más polémico del partido de ida. Harto de los pitos del público de San Siro se quitó la camiseta y la tiró al suelo antes de enfilar el túnel de vestuarios. "Aquí hay 10 jugadores que hoy se marcharán a casa muertos de cansancio por haberlo dado todo. Todos menos Balotelli. Y luego la culpa es del entrenador que es un estúpido", dijo Mourinho. El portugués explicó la presencia del punta en la convocatoria: "si está aquí es por culpa de Stankovic que se ha puesto a llorar y me ha pedido viajar pese a estar sancionado. Le he contestado: si te llevo a ti que ni siquiera puedes bajar al césped, entonces me llevo a todos".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.