FÚTBOL | LIGA

Nilmar, el de la 'Canarinha'

Dos goles del delantero brasileño dan la victoria al Villarreal ante un correcto Valladolid

Se preguntaba la afición del Madrigal si era verdad las noticias que llegaban de Nilmar cada vez que éste actuaba con Brasil. Seis de los últimos ocho goles conseguidos por la canarihna han llevado la firma de Nilmar. En el Villarreal apenas había demostrado nada en tres meses. Como todo en la vida, el tiempo pone a cada uno en su sitio. Y Nilmar es un innato goleador, como demostró por dos veces. Dos goles que tumbaron a un Valladolid tan ambicioso y correcto en su puesta en escena como inseguro en las áreas. Cuestión de tiempo también era que el conjunto de Valverde arrancara a poco que sus delanteros estuviesen finos.

El Villarreal juega bien al fútbol y el Valladolid siempre lo intenta sin importarle ni el rival ni el escenario. Partiendo de los mismos preceptos, a cada ataque del Villarreal contestó el Valladolid. Acertó pronto el equipo de Valverde en un ejercicio básico y en desuso: incorporación por la banda y centro al área. Percutió Escudero y remató Nilmar en una acción sencilla y práctica ganando la espalda al defensor y generándose el espacio necesario para cabecear. El trasiego transoceánico que se ha metido el brasileño en los primeros tres meses debido a los compromisos con su selección, no han permitido al ex delantero del Internacional de Porto Alegre conocer bien a sus compañeros y aclimatarse a la Liga.

Villarreal 3 - Valladolid 1

Villarreal: Diego López, Javi Venta ( Angel, m.43), Godín, Marcano, Capdevila, Senna ( Eguren, m.83), Bruno Soriano, Pires, Escudero ( Fuster, m.67), Nilmar y Rossi.

Real Valladolid: Justo Villar, Pedro López, Nivaldo (Arzo, m.65), Baraja, Marcos, Alvaro Rubio, Borja, Nauzet, Sesma (Medunjanin, m.46), Canobbio (Manucho, m.57) y Diego Costa.

Arbitro: Alfonso Alvarez Izquierdo (Comité catalán). Mostró tarjeta amarilla al local Rossi y a los visitantes Baraja y Borja.

Goles: 1-0, m.6: Nilmar. 2-0, m.47: Nilmar. 3-0, m.57: Rossi. 3-1, m.69: Diego Costa.

Incidencias: Partido de la undécima jornada de la Liga de Primera División disputado en el estadio El Madrigal ante unos 18.000 espectadores. Los jugadores lucieron brazalete negro y se guardó un minuto de silencio por el ex futbolista mexicano del Villarreal Toño de Nigris, recientemente fallecido.

La destreza y astucia en el desmarque y la velocidad en espacios cortos definen a Nilmar, acompañado ayer en el ataque por un activo Rossi, que vio nuevamente portería logrando el tercer gol local. El italiano es consciente de que tendrá que mejorar sus registros anotadores si quiere estar el próximo verano en el Mundial de Suráfrica con la selección azzurra. Rossi y Nilmar encontraron ayer en Escudero en un eficaz asistente. Entre los tres, junto al eterno Pirès, desquiciaron al Valladolid.

Concentración inicial, más dinamismo en el juego y una mayor utilización de los costados, se propuso Valverde como mejora para un Villarreal demasiado caracterizado, para lo bueno y lo malo, por el toque y la pausa. Las ausencias obligaron al técnico cacereño a incluir en la formación inicial a Escudero, cuyo perfil es de extremo puro, asunto desterrado en el conjunto amarillo en el último lustro. Se reivindicaba Escudero ante Valverde y, de paso, frente a Mendilibar, que la temporada pasada apenas le dio carrete en su cesión al Valladolid. No atendió el preparador pucelano al factor psicológico y dejó en el banquillo a Arzo, Héctor Font y Marcos, formados los tres en el Villarreal.

Las buenas formas e intenciones de unos y otros quedaron soliviantadas por el intervencionismo arbitral, que alteró la grada del Madrigal que, por su tranquilidad, en nada se parece a un estadio de fútbol. Un abrazo de Pedro López a Rossi lo entendió Álvarez Izquierdo, el colegiado del encuentro, como un signo fraternal que censuró con amonestación para el italiano. En el inicio del segundo acto, un mal simulacro de penalti de Diego Costa, quedó, sin embargo, impune para el árbitro. Para entonces el Villarreal ya había doblado la ventaja en un preciso despeje de Godín que Nilmar convirtió en oro. Por algo es delantero de la canarihna.

Nilmar es felicitado por Pires y Rossi.
Nilmar es felicitado por Pires y Rossi.ÁNGEL SÁNCHEZ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS