"En la sincronizada, el lobby es parte del juego"

El periodista de EL PAÍS Diego Torres, que ha cubierto la información de los Mundiales de Natación de Roma, ha charlado con los lectores

"En la sincronizada, el lobby es parte del juego". Así de contundente se ha mostrado el periodista Diego Torres al ser preguntado por un lector por las críticas a los jueces por parte de las chicas españolas de natación sincronizada. Torres ha sacado punta a todos los aspectos que han envuelto los Mundiales de Natación de Roma y la actuación de los españoles.

Para el periodista, que ha contestado las preguntas de los lectores sobre la cita deportiva, el balance para nuestra natación "es bueno. Sólo eso". Uno de los aspectos que, según el periodista, pueden distorsionar estos buenos datos son los polémicos bañadores. "Las marcas de los españoles en estos Mundiales habrá que verlas en 2010 cuando se quiten el Jaked y el Arena". Diego Torres valora positivamente la prohibición del año que viene de los nuevos bañadores. "Será bueno para el deporte. Todos queremos ver récords porque son la prueba de algo humanamente maravilloso, y no tecnológicamente maravilloso. Al que no le guste, que se pase a las motos".

Más información

En estos Mundiales, Michael Phelps ha vuelto a demostrar su categoría al lograr seis medallas, cinco de ellas de oro. Un internauta preguntaba "¿qué tiene Phelps que el resto no tenga?" Para Diego Torres, el nadador tiene "dos cosas: una rabia interior que lo hace competir como nadie y un metabolismo extraño, que le permite sentir los efectos de la fatiga varios segundos después que el resto".

De las pruebas que se han disputado en Roma, Torres ha destacado como joven valor al ruso Danila Izotov. También ha destacado la actuación de los nadadores brasileños. "Brasil es un ejemplo para todos esos funcionarios y técnicos del CSD y de la federación española que durante décadas han dicho que la natación española tiene un tope histórico insuperable [...] El éxito de Brasil se debe a dos cosas: mucho dinero y mucho tiempo para trabajar".

Uno de los lectores que ha participado en la charla preguntaba si "tras los resultados conseguidos en el Mundial de Roma, en España se va a valorar más otros deportes como la natación y no tanto el fútbol". El periodista tiene esa esperanza: "Espero que la natación sirva para paliar la 'ronaldización' de la cultura deportiva en España. Después de todo, hasta febrero no creo que pase nada verdaderamente interesante ni en Liga ni en Champions".

Lo más visto en...

Top 50