FÓRMULA UNO

Ecclestone aprovecha la retirada de Honda para insistir sobre el motor único

La escudería japonesa ha anunciado que se retira al no poder hacer frente a su delicada situación económica

El patrón de la Fórmula uno, Bernie Ecclestone, considera la retirada de Honda "una llamada de atención" contra el exceso de gastos en los equipos que justifica sus recientes llamadas a la contención y la propuesta de un único suministrador de motores para todas las escuderías. "Max (Mosley) y yo hemos hecho campaña desde hace mucho tiempo para reducir la ingente cantidad de dinero que gastan los equipos para ser competitivos", declaró Ecclestone a la cadena de televisión Sky News. Para Ecclestone, "a los aficionados no les importa cuántos cilindros tiene un coche o la capacidad del motor. Lo único que quiere es espectáculo en la pista". Ecclestone también ha asegurado que varias compañías interesadas en la compra de la escudería Honda: ""Hay varias personas por ahí que han mostrado un gran interés en comprar la escudería".

Más información
Ferrari amenaza con dejar la F-1 si se impone un motor único
Max Mosley aboga por el motor único
Una bomba de relojería
EcoloFIA

La compañía japonesa Honda ha anunciado esta madrugada en Tokio su retirada de la Fórmula Uno, una decisión que atesta un gran golpe a este deporte e implica el fin de un sueño para el segundo fabricante de Japón. El mazazo que la crisis económica mundial ha supuesto para las ventas de vehículos de la compañía ha hecho que ponga en venta su escudería, cuyo desembolso al año ascendía a 500 millones de dólares. El director ejecutivo de Honda, Takeo Fukui, ha señalado en una rueda de prensa que la vuelta al deporte de la firma podría llevar mucho tiempo y ha añadido que no hay de momento planes de seguir como suministrador de motores.

"Esta difícil decisión se ha tomado a causa del rápido deterioro de la industria automovilística global", ha destacado Fukui a los periodistas. El director ejecutivo también ha dicho que está todavía por decidir el futuro de Honda Racing F1 y su suministrador de motores Honda Racing Development. "Lo que se decida incluirá ofrecer el equipo a la venta". Según la agencia Reuters, Brawn y Fry habrían comentado durante la reunión en Ginebra de la FOTA, la Asociación de Equipos de Fórmula 1, que tienen "un mes" para encontrar comprador. Según la cadena BBC, la quiebra de la escudería lleva implícita que el piloto de Honda Jenson Button quedara desligado de su contrato para la temporada 2009.

Serias consecuencias

La salida de Honda de la Fórmula Uno tendrá serias consecuencias para este deporte, que mueve grandes sumas de dinero. En primer lugar, deja al británico Button sin equipo para 2009, aunque algunas escuderías todavía deben confirmar sus fichajes para la temporada que viene. El brasileño Bruno Senna, de 25 años, sobrino del triple campeón del mundo Ayrton, se presentaba como uno de los claros candidatos a ocupar el lugar de su compatriota Rubens Barrichello en Honda el próximo año.

Button ha dado ánimos a los empleados de la escudería durante una visita a su sede en Barckley (centro inglés), después de que el fabricante japonés anunciase su retirada del Mundial. Tras conocerse la noticia, Button, cuyo futuro deportivo es ahora incierto, ha visitado las instalaciones del equipo y ha tratado de transmitir optimismo a los trabajadores, pese a la gravedad de la situación. "Tenemos que ser positivos, personalmente y como equipo. Porque si no, nadie mostrará interés en adquirirlo (el equipo)", ha explicado el piloto británico, que acabó en décimo octavo lugar en el último Mundial de Fórmula Uno.

La retirada de la compañía japonesa deja al deporte multimillonario, dominado por los fabricantes, con sólo 18 coches en competición, en el caso de que no se encuentre un comprador, lo más probable en tan poco tiempo. La decisión podría afectar también a otros grandes fabricantes, sobre todo a aquellos en situación complicada, que podrían seguir su ejemplo.

Un deporte muy caro

Las competiciones automovilísticas son muy costosas y uno de los deportes que más está acusando la actual crisis económica. Los equipos equipos de Fórmula Uno llevan meses discutiendo medidas para reducir los costes. "La Fórmula Uno se está volviendo insostenible", afirmó ya en el mes de julio el presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, Max Mosley, informa la cadena británica BBC, "los fabricantes más importantes emplean más de 1.000 personas para poner dos coches en la parrilla. Es algo claramente inaceptable en un momento en el que las compañías se están enfrentando a unas condiciones de mercado muy difíciles".

Pero las escuderías no son las únicas que atraviesan momentos difíciles. El circuito de Hockenheim podría dejar de ser la sede del Gran Premio de Alemania de Fórmula Uno si no resuelve sus problemas económicos, ya que depende en medida del estado de Baden- Wuerttemberg. La retirada del siete veces campeón del Mundo, Michael Schumacher, fue un varapalo para Hockenheim. Desde que el Kaiser dijo adiós, las ganancias del circuito han ido disminuyendo paulatinamente, hasta que el pasado Gran Premio el circuito alemán generó pérdidas que rondaron los 5,3 millones de euros, una deuda que el estado no quiere asumir.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS