Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VELA

Sólo dos barcos disputarán la próxima edición de la Copa del América

El juez desestima las alegaciones de Alinghi y da la razón a BMW Oracle

Termina el culebrón de la Copa del América. Tras meses de litigios, el juicio que ha enfrentado al suizo Alinghi y al estadounidense BMW Oracle ha terminado. El tribunal ha desestimado las alegaciones del Alinghi y da la razón al segundo. Con este fallo, la 33 edición será un duelo en el que sólo participarán el Alinghi y BMW-Oracle al mejor de tres regatas, con multicascos, como eligieron los estadounidenses, que también determinaron que fuera a principios de octubre de 2008, y en un lugar que debe decidir el equipo suizo. Los demás barcos se quedan fuera de la regata.

El juicio se remonta a julio de 2007 cuando el Golden Gate Yacht Club (GGYC) presenta una demanda contra el Defender - el ganador- de la Copa del América, el Alinghi, ante el Tribunal Supremo de Nueva York. En la demanda, el GGYC, que representa al BMW-Oracle, considera que el Club Náutico Español de Vela, que se inscribió también como desafiante en representación del Desafío Español, no cumple los requisitos fijados en el Deed of Gift , donde se definen las reglas a seguir en esta competición, como por ejemplo las condiciones que debe reunir el desafiante. Los americanos critican que no se especifican las reglas para la siguiente edición de la Copa, ni se habla de la sede, ni las fechas, así como tampoco la clase de barcos con los que se puede competir. Más tarde, se une también a la demanda el Team New Zealand que argumenta igualmente que el barco suizo escogió a "un club náutico ilegal" (el Club Náutico Español de Vela) como primer desafiante para la próxima Copa.

El pasado 27 de noviembre, el juez falló a favor del sindicato estadounidense pero el suizo decidió apelar dos meses después al considerar incorrecto el certificado de embarcación que presentó en su desafío el BMW-Oracle. El juez desestimó sus argumentos. Y hoy vuelve a dar la razón a BMW. No acepta el nuevo protocolo y por lo tanto sólo habrá un cara a cara entre los dos barcos. No se va a celebrar una Copa del América convencional en la que participen diferentes desafíos y sí una batalla entre suizos y estadounidenses, que han sido incapaces de acordar un nuevo protocolo. Al no hacerlo, el Deed of Gift , documento fundacional de la Copa, establece que ambos equipos se enfrenten en multicascos, seguramente catamaranes. Lo que queda ahora es saber dónde.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.