Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el responsable de los servicios médicos del Barça

Jordi Monés reconoce que se va "por coherencia con el proyecto original" y dice que le "cuesta renonocer" a Laporta

El responsable de los servicios médicos del FC Barcelona, el doctor Jordi Monés, ha presentado su dimisión con carácter irrevocable como miembro de la Junta Directiva del club azulgrana. Monés se había convertido en uno de los disidentes cercanos al vicepresidente Sandro Rosell y tuvo que afrontar una grave crisis al inicio de la temporada, cuando cuatro jugadores del club sufrieron sendas lesiones de gravedad en la rodilla.

En una carta dirigida a los socios, Monés ha expuesto que hace dos años iniciaron con ilusión un proyecto, "no sólo para ganar títulos, sino para dar otro estilo, otra imagen a la gestión del club", y realizar una "renovación total". Ahora, "hemos conseguido títulos, pero la esencia fundamental del proyecto ha cambiado. Podría contar muchas cosas que no han sido como esperaba, como yo creí que serían", ha explicado, antes de señalar "las más importantes", que aluden a la "muy mala aceptación de la discrepancia" y al no haberse "respetado el trabajo en

equipo".

En la rueda de prensa, ofrecida en un hotel y no en el club por voluntad propia y sin la presencia de las cámaras del canal oficial del club 'Barga TV' para su sorpresa, Monés ha evitado descalificaciones y se ha referido al cambio que ha protagonizado Laporta desde que es presidente. "Me cuesta reconocer al 'Jan' que conocí hace dos años. Es diferente", ha dicho, y le ha recomendado que "baje la velocidad, frene y vuelva a ponerse a cero en muchas cosas".

Monés ha contestado a las declaraciones en que pedía a la junta que fuera fiel al proyecto y ha reconocido que "es precisamente por ser fiel al proyecto por lo que dimito". En su opinión, el Barcelona es ahora "presidencialista" y también ha acusado a Johan Cruyff de "influir en el club desde el primer día", en el área médica, mediante "presiones" para situar a "personas de su entorno" en los servicios médicos, aunque no ha confirmado que uno de ellos sea el doctor Toni Tramullas.

Se esperan más cesiones

La marcha del hasta ahora directivo responsable de los servicios médicos será seguramente la primera de varias en la junta, entre ellas la del vicepresidente deportivo, Sandro Rosell, del que Monés ha comentado que "tiene motivos para dimitir, pero es decisión suya", y que "hará su reflexión en el momento que crea oportuno".

Otro directivo que también puede dejarlo en breve es Josep Maria Bartomeu, al que Laporta destituyó como responsable de las secciones por una rueda de prensa en que discrepó del presidente y admitió los errores de la junta en la sección de baloncesto, derivados de la apuesta por Valero Rivera como director general de las secciones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.