Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joan Laporta se desmarca de la candidatura de Madrid 2012

El presidente del Barcelona desea "que les vaya muy bien", pero afirma que el club no tiene que posicionarse "en según qué proyectos"

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, se ha desmarcado de la candidatura de Madrid para organizar los Juegos Olímpicos de 2012 y ha asegurado que desea "que les vaya muy bien", pero que entiende que el Barça no puede hacer "muchas más cosas" ya que no se dedica a "hacer política" ni tiene que posicionarse "en según qué proyectos".

Laporta ha afirmado que en el Barça "nunca" se han "dedicado a hacer política" y que no debe tener "un posicionamiento político de ningún tipo", aunque sostiene que el club les permite "hacer país y proyectar la imagen de Cataluña al mundo", y ha comentado que no puede más que desear el éxito de la candidatura olímpica de Madrid. "Deseamos que les vaya bien, pero entendemos que el Barça no se debe estar posicionando en cada momento en según qué proyectos", ha argumentado el presidente del Barça, antes de expresar su "respeto" por el proyecto olímpico de Madrid y de asegurar que desea que "les vaya muy bien, pero no podemos hacer muchas más cosas".

Estas declaraciones de Laporta llegan más de una semana después del partido Barcelona-Real Madrid en el Camp Nou (3-0) en el que el Barça, alegando motivos de seguridad, desestimó la propuesta de que sus jugadores saltasen al campo portando una pancarta de apoyo a Madrid 2012 de forma conjunta con los jugadores del Real Madrid. No obstante, sí hubo publicidad estática de Madrid 2012 en el estadio.

Apoyo del Espanyol

El gesto de la pancarta sí lo tuvo el Espanyol el sábado pasado ante el Atlético de Madrid en el estadio Olímpico de Monjtuïc Lluís Companys (2-1), justo después, además, de que el presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, dijese que nadie en Cataluña debía apoyar a Madrid 2012, en protesta por la actuación del Gobierno y la Federación Española de Patinaje respecto a la no admisión de la Federación Catalana en la Federación Internacional.

En este sentido, el presidente del Barça, Joan Laporta, que no vinculó ambas cuestiones como había hecho Carod-Rovira, se ha limitado a expresar su "tristeza" por lo ocurrido en Fresno (Estados Unidos), donde la Federación Catalana fue rechazada como miembro de la Federación Internacional, y se comprometió a "ayudar, en la medida de nuestras posibilidades", al impulso de las selecciones catalanas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.