Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carod pide que no se apoye a Madrid 2012 tras el rechazo a la selección catalana de hockey

Maragall desautoriza al líder de ERC y asegura que seguirán respaldando la candidatura de la capital.- El Gobierno niega las acusaciones y el PP replica que estas denuncias están "fuera de lugar"

El líder de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, ha denunciado hoy "irregularidades manifiestas y presiones directas españolas" después de que la Federación Internacional de Patinaje (FIRS) rechazara anoche admitir en su seno a la selección catalana. Para Carod, estas "maniobras muy sucias" evidencian que "Madrid no está capacitada para organizar los Juegos Olímpicos de 2012", por lo que a ERC le resulta "totalmente incomprensible que alguien desde Cataluña pudiera apoyar esta candidatura". La tormenta deportiva ha saltado pronto al terreno político. El PP ha calificado de "barbaridad" estas declaraciones, al tiempo que ha considerado "incomprensible" que el PSOE mantenga el pacto con ERC en Cataluña. Por su parte, el Gobierno ha negado haber "presionado" a la FIRS, al tiempo que se ha mostrado "absolutamente seguro" de que los catalanes apoyarán a Madrid en la carrera olímpica.

En un acto político de ERC, Carod Rovira ha señalado a los periodistas: "Nos consta que ha habido presiones directas sobre jefes de Estado y de Gobierno para que el deporte catalán no pueda tener reconocimiento internacional y sé que dichas presiones han sido españolas y esto hace que podamos extraer varias conclusiones". La primera, ha precisado el líder de ERC, es que un Estado "que es incapaz e incompetente de articular adecuadamente el reconocimiento del deporte en el interior de su Estado está absolutamente incapacitado para organizar el año 2012 unos Juegos Olímpicos en su capital", a lo que ha añadido que a su partido le resultaría "totalmente incomprensible que alguien desde Cataluña pudiera apoyar esta candidatura".

Lejos de calmar los ánimos, el conseller en cap de la Generalitat, Josep Bargalló, ha lamentado la existencia de "injerencias políticas" con el objetivo de "modificar, presionar e influir" en la decisión de la FIRS de no reconocer a la selección catalana, y ha denunciado que "estas actuaciones son típicas de dictaduras y sociedades democráticas poco avanzadas". Bargalló, que hoy ejerce de presidente de la Generalitat en funciones por el viaje de Pasqual Maragall a México, ha cargado contra el Consejo Superior del Deporte por actuar más como "brazo ejecutor" de la política que como un organismo que debe velar por el desarrollo del deporte.

Sin embargo, el presidente de la Generalitat catalana, el socialista Pasqual Maragall, ha asegurado esta tarde desde la ciudad mejicana de Guadalajara —donde está para participar en la Feria Internacional del Libro— que el Ejecutivo catalán mantendrá su apoyo a la candidatura de Madrid, como hizo el ex alcalde de la capital Enrique Tierno Galván cuando Barcelona aspiraba a ser sede olímpica. Maragall ha señalado además que seguirá respaldando el concepto de selecciones deportivas autonómicas, conflicto para el propugna "un acuerdo de fair play entre Gobiernos".

"El Gobierno no ha presionado a nadie"

Por parte del Ejecutivo español, ha respondido a estas acusaciones su portavoz y vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, que ha señalado: "El Gobierno no ha presionado a nadie. Todo el mundo sabe cuál es la posición del Gobierno acerca del patinaje. Se ha producido un acuerdo entre entidades privadas [en referencia a las federaciones] y el Gobierno respeta esta decisión. Es una decisión que no gusta a todo el mundo, pero es la que se ha producido". Por otro lado, Fernández de la Vega se ha declarado convencida de que el pueblo catalán dará su respaldo a la candidatura olímpica de Madrid: "Estoy absolutamente segura de que los catalanes apoyarán a Madrid como hicieron los madrileños y el conjunto de los españoles en los Juegos de Barcelona 92".

El PSOE ha condenado las palabras de Carod. Así, el secretario general socialista en el Congreso, Diego López Garrido, las ha considerado "disparatadas, desafortunadas y desmesuradas". López Garrido ha subrayado que la decisión de la FIRS se circunscribe al "ámbito privado" de las federaciones deportivas y "no tiene que ver" con los Gobiernos. El protavoz socialista ha recordado a Carod que "la decisión de la FIRS no tiene nada que ver con la candidatura de Madrid". El PP ha salido en tromba a criticar a Carod Rovira. En primer lugar, su líder, Mariano Rajoy, ha apelado "al sentido común" y le ha replicado que su oposición a la candidatura de Madrid es "una barbaridad" y está "absolutamente fuera de lugar".

Según Rajoy, "la gente normal, con sentido y con equilibrio, lo que quiere es que en España se celebren los Juegos". En cuanto al rechazo de la FIRS, Rajoy ha indicado que no está "en contra de las selecciones autonómicas", pero sí de que éstas "participen en competiciones internacionales que están reservadas a los Estados, como es el caso del hockey sobre patines". Para el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, las palabras de Carod "no son sorprendentes", ya que "hace tiempo" que se posiciona en contra de aquello que considera español y "atenta" contra los intereses del país. Sin embargo, lo que "no se entiende" y resulta "ilógico" que el PSOE siga manteniendo un acuerdo de gobierno con ERC.

La reacción de Madrid

En Madrid han sentado muy mal las declaraciones de Carod. El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Antonio Beteta, ha calificado de "pataleta" la postura del líder de ERC, que se debe a que "al estar acostumbrado a que el Gobierno de España haga lo que se dicta desde la Generalitat, cuando éste cumple con la ley y actúa en defensa de los intereses generales se siente asombrado".

El secretario general del PSOE en Madrid, Rafael Simancas, ha señalado: "Estamos convencidos de que Cataluña, empezando por la Generalitat y siguiendo por la inmensa mayoría de los catalanes, van a apoyar a Madrid". Según Simancas, conseguir los Juegos será "un beneficio para Madrid y para el resto de España, incluida Cataluña". Por su parte, la portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha calificado de "demagógico y desestabilizador confundir hechos que nada tienen que ver".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información