Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Crisis en el Real Madrid

Camacho dimite porque no puede "sacar el máximo rendimiento al equipo"

Florentino Pérez acepta la marcha del técnico, que seguirá vinculado al área deportiva, y anuncia que Mariano García Remón será el nuevo entrenador

José Antonio Camacho ha dejado hoy de ser entrenador del Real Madrid porque "el rendimiento de este equipo no es el adecuado". "Estando yo, no va a mejorar", ha sentenciado el técnico murciano. Florentino Pérez, que ya conocía las intenciones de Camacho y al que rogó que meditara su decisión hasta hoy, no ha podido convencerle de que continuara en el banquillo madridista y el de Cieza ha presentado su firme decisión de abandonar después de las dos derrotas consecutivas ante el Bayer Leverkusen y el Espanyol e influenciado por el ambiente enrarecido que hay dentro del vestuario. Pérez ha anunciado que Mariano García Remón pasará a ser el primer entrenador del equipo.

"He tenido el apoyo de la junta y del presidente, pero veo que mi trabajo no se ve plasmado en el equipo y no le puedo sacar el máximo rendimiento. Yo quiero que sea un equipo campeón del primer partido hasta el último", ha añadido Camacho en una breve declaración en la que ha estado acompañado por Florentino Pérez, por el adjunto a la dirección deportiva, Emilio Butragueño, y por su sucesor. En la rueda de prensa, en la que no se han admitido preguntas, Pérez ha explicado las dos decisiones tomadas en la Junta Directiva del club que se ha reunido este mediodía: "Aceptar la dimisión de Camacho, aunque va a seguir ligado en el área deportiva, y depositar la confianza en un hombre de la casa, Mariano García Remón, a propuesta de Camacho".

El presidente del Real Madrid ha querido enviar, en nombre de la Junta, "un mensaje de confianza". "Vamos a trabajar todos juntos para conseguir que nuestros objetivos deportivos sean los que fijamos y solicitamos el apoyo de toda la familia madridista al entrenador y a los jugadores", ha afirmado. Seguidamente, Camacho ha tomado la palabra para justificar su decisión: "El rendimiento de este equipo no es el adecuado y, estando yo, no va a mejorar. Yo tengo una manera de ser y no veo esa proyección en el terreno de juego. Hablé con Florentino y le dije que no era capaz de cambiar esto en un futuro próximo". "He tenido el apoyo de la Junta, del presidente, pero veo que mi trabajo no se ve plasmado y no le puedo sacar el máximo rendimiento al equipo. Yo quiero que sea un equipo campeón del primer partido hasta el último", ha reconocido.

Mañana, contra el Osasuna

A petición del propio Camacho, García Remón tomará las riendas del equipo hasta final de temporada, según ha informado la Cadena SER, aunque Florentino no ha mencionado en la rueda de prensa si será interino o estará al frente del equipo hasta final de temporada. "Para mí es un día triste, significa el fin del trabajo muy bien realizado de una persona y que no se ha visto recompensado en el terreno de juego. Yo estoy aquí porque Camacho me ha pedido que estuviera al frente y porque el presidente del Real Madrid también me lo ha pedido. Sólo en este orden hubiera aceptado", ha señalado García Remón, que se sentará en el banquillo del Bernabéu mañana martes para dirigir al Real Madrid ante Osasuna.

García Remón, que ha pedido el "apoyo" a todo el madridismo, ha reconocido que la forma en la que ha llegado al puesto "no es la manera soñada, por eso es un día triste". "Quiero transmitir tranquilidad a la junta y a todo el madridismo, esto sigue y el Real Madrid va a pelear por todos los títulos. Necesitamos la ayuda de todos. José, muchas gracias", ha concluido dirigiéndose a un cariacontecido Camacho. El nuevo técnico ha elegido a Francisco García Hernández, hasta la fecha ojeador del Real Madrid, como nuevo segundo entrenador del equipo, que también se sentará desde mañana en el banquillo. García Remón quiere junto a él a una persona del club.

García Hernández ocupará así el hueco dejado por Pepe Carcelén, persona de la máxima confianza de Camacho y que le acompaña en todas sus decisiones. Tras el abandono de Carcelén, el organigrama técnico del Real Madrid queda con García Remón como máximo responsable técnico, Paco García Hernández como segundo entrenador, Fernando Gaspar sigue como preparador físico y se mantiene vacante el puesto de entrenador de porteros.