TENIS

Arantxa Sánchez Vicario anuncia su retirada tras 17 años en activo

La mejor tenista de la historia del deporte español deja la raqueta por motivos "exclusivamente personales"

Arantxa Sánchez Vicario, la mejor tenista española de todos los tiempos, ha anunciado esta mañana en una multitudinaria rueda de prensa, visiblemente emocionada y con lágrimas en los ojos, su retirada de la práctica profesional del tenis tras toda una vida dedicada a la raqueta y 17 años en la élite por motivos "exclusivamente personales" y por entender que "ha llegado el momento".

Más información
Moyà da el primer triunfo a la 'Armada' al imponerse al ruso Safin
Audio (SER):: "Me toca pensar en mí"
Foro:: La opinión de los lectores
Clijsters da la sorpresa y acaba con el sueño de Serena
Arantxa convoca hoy a la prensa para hablar de su retirada
Arantxa intenta frenar su caída
La ilusión recuperada
Arantxa acaba con lágrimas
Costa no logra superar en su debut el díficil obstáculo de Hewitt
Especial:: Atantxa se va

La pequeña de la saga de los Sánchez Vicario, que cumplirá 31 años el próximo 18 de diciembre, ha ganado un total de 29 títulos individuales, incluidas las mejores joyas del tenis español con sus cuatro 'Grand Slam' -tres Roland Garros (1989, 1994 y 1998) y un US Open (1994)- y 67 títulos en dobles, además de haber conseguido cuatro medallas olímpicas -dos platas y dos bronces- y contribuido a la conquista de cinco Copas Federación con España.

Arantxa, que llegó a proclamarse número uno del mundo en 1995 y que logró el premio Príncipe de Asturias de Deportes en reconocimiento de su trayectoria en 1998, ha confirmado su adiós en el Open Sports Club de El Prat, donde ha estado acompañada de su familia, por "motivos exclusivamente personales".

"Ya me toca pensar en mí"

"No ha sido una decisión fácil, pero había llegado el momento de afrontarla. Me considero una privilegiada en todos los sentidos, porque he estado siempre arropada por mi familia, amigos y los medios de comunicación. Además, las lesiones siempre me han respetado", ha indicado la tenista, para añadir: "Ya me toca pensar en mí como persona. Quiero descansar y organizar mi vida fuera de la competición".

Arantxa, que ha querido despedirse "con una sonrisa de agradecimiento", no ha podido contener las lágrimas al concluir su comparecencia, mientras todos los asistentes le brindaban una cerrada ovación. Entre otros, han asistido a la despedida de Arantxa el presidente de la Real Federación Española de Tenis, Agustín Pujol; el secretario general del Deporte de la Generalitat de Catalunya, Josep Maldonado; y el presidente de la Federación Catalana, Josep Ferrer i Peris.

Después de una carrera plagada de éxitos, la catalana no tendrá un recuerdo dulce de su último partido de profesional. En él, además de perder estrepistosamente frente a la eslovaca Husarova, tuvo un incidente con un espectador que la increpó por su estado físico. El resto de espectadores comenzó a abuchear a la persona que la increpó, hasta el punto de llegar a pedirle que abandonara su sitio.

Este episodio podría haber precipitado la decisión de la tenista de abandonar el profesionalismo. En su vida privada, la tenista se separó de su marido, el periodista Joan Vehils, en la primavera de 2001 tras un año de matrimonio, y tiene desde el verano del año pasado un nuevo compañero, uno de sus entrenadores.

La tenista hace oficial su marcha.
La tenista hace oficial su marcha.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS