Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

El Barcelona vence por la mínima al Lokomotiv en un partido aburrido

El Deportivo sufre una derrota excesiva frente al Lens (3-1)

La aparición de Riquelme en el once titular no ha conseguido animar el juego del FC Barcelona, que se ha conformado con ganar por 1-0 a un débil Lokomotiv. El Barça ha sido el único equipo español en ganar en esta jornada de la Liga de Campeones, ya que el Deportivo de La Coruña ha perdido frente al Lens por 3-1.

Tan sólo 20.000 aficionados barcelonistas acudieron al Camp Nou pese a la alineación ya anunciada por Van Gaal de Riquelme. La frialdad de la grada se correspondió con el juego de los catalanes, que no se jugaban nada y que tampoco hicieron lo necesario para no aburrir.

Durante la primera parte, los silbidos a Frank de Boer por parte de la afición fueron lo más destacado. Riquelme se limitó a sacar las faltas y algunos corners.

La segunda mitad tampoco supuso un cambio, y los tenúes intentos de atacar del Barcelona tuvieron su respuesta en algún contraataque ruso detenido por Bonano. Sólo en el minuto 75 tuvo la grada la posibilidad de aplaudir y fue precisamente gracias al hombre más pitado del encuentro, Frank de Boer. El holandés marcó el único gol culé y clasificó a su equipo matemáticamente para la siguiente fase de la Liga de Campeones.

El Dépor se fía y sale goleado

Cuando en el minuto 14 Makaay abrió el marcador a favor del Deportivo de La Coruña, se acabó el partido para los gallegos. Conformes con la victoria momentánea y la noche desastrosa que estaba viviendo el Bayern de Múnich frente al Milán, los deportivistas se durmieron y dejaron el mando del partido en manos del Lens.

La tranquilidad defensiva de la primera parte se rompió en la segunda, cuando el equipo francés comenzó a convertir sus oportunidades en goles. Coulibaly, Moreira y Thomert pusieron el 3-1 definitivo en el marcador y le bajaron los humos a un Dépor que no logra olvidar la ausencia de Valerón.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.