Vetusta Morla urde un universo nuevo para su gira ‘Cable a tierra’

El grupo presenta a los suscriptores de EL PAÍS sus próximos conciertos en España, que se inician en Valencia este sábado

Vetusta Morla en un encuentro con los suscriptores de EL PAÍS, en el Wanda Metropolitano. Foto: Jaime Villanueva

El grupo Vetusta Morla publicó a finales del año pasado el que por ahora es su último disco, Cable a tierra. No es un trabajo nacido propiamente en el confinamiento, sin embargo, algo de aquellos meses bulle en él. “En estos tiempos de globalización salvaje y después de la pandemia, nos hemos dado cuenta de la importancia de lo local y de la gente que tenemos a nuestro alrededor y de cómo todo eso nos ata a nuestra vida y a nuestro entorno”, expuso Juan Manuel Latorre (guitarra), en un encuentro con suscriptores de EL PAÍS celebrado la pasada semana. El grupo presentó en exclusiva la gira de este disco, que empieza el sábado en Valencia y se cerrará el 24 de junio en el Wanda Metropolitano de Madrid, el espacio elegido para este acto exclusivo que se enmarca en el programa de actividades de EL PAÍS+.

Vetusta Morla —Álvaro B. Baglietto, bajo eléctrico; Jorge González, percusión; Juan Manuel Latorre, guitarra; Pucho, voz; Guillermo Galván, guitarra, y David García, batería― ha urdido todo un universo para esta gira. Desde el sonido hasta el vestuario guarda referencias que conectan con el significado que encierran las canciones de Cable a tierra.

A la personalidad de la banda han acoplado la de músicos tradicionales. Se trata de un elenco de ocho artistas procedentes de los grupos El Naán y Aliboria. “La idea era no hacer un featuring, una aparición estelar de estos músicos, si no que formasen parte del universo de la banda”, explicaron. Así han sumado panderetas y cajas de pimentón, guitarros y panderos cuadrados. Incluso una quijada de burro cuyos dientes desnudos resuenan al contacto de una cuchara.

Y es que esos instrumentos les han ayudado a profundizar en las conexiones con su entorno y con la tradición. Con ese bodegón de utensilios acoplado a los sintetizados y las guitarras recrean viajes musicales, como el de la quijada de burro, que saltó de África a España para después llegar a América, creando una cadena de eslabones anónimos.

Vetusta Mora actúa en el encuentro con los suscriptores de EL PAÍS, en el Wanda Metropolitano.
Vetusta Mora actúa en el encuentro con los suscriptores de EL PAÍS, en el Wanda Metropolitano.Jaime Villanueva Sánchez

Contar con estos músicos sobre el escenario les ha insuflado una nueva energía. González mencionaba los aprietos en los que se ha encontrado al tener que estudiar sus propios temas desde un punto de partida diferente, rompiendo la monotonía. Pucho añadía que incluso más allá de los sonidos, contar con paridad y la personalidad de cada artista sobre el escenario les ha insuflado aire nuevo.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

El universo de Cable a tierra no termina en el sonido. Los conceptos impregnan también la escenografía, que bebe del arte del disco, diseñado por Laura Millán. Incluso el vestuario encerrará significado. Cada miembro del grupo lucirá prendas creadas en exclusiva para este espectáculo, donde las telas y patrones hablan de la minuciosidad de las costureras, el valor de la artesanía o la humildad de los tejidos.

Los componentes aclararon que no han abandonado el sonido Vetusta ni se trata de una reivindicación de lo popular, sino de acomodar esos sonidos a la banda. “Los de nuestra generación, que hemos nacido y crecido en democracia, nunca le hemos hecho mucho caso a la música tradicional porque pertenecía a un tiempo atrás, más triste o peor, se ha dejado de lado y creo que está bien hacer una revisión libre de estos estereotipos”, evidenció García. Baglietto prometió que “Vetusta va a sonar muy Vetusta y mejor que nunca”.

Sobre la firma

Andrea Nogueira Calvar

Redactora en EL PAÍS desde 2015. Escribe sobre temas de corporativo, cultura y sociedad. Ha trabajado para Faro de Vigo y la editorial Lonely Planet, entre otros. Es licenciada en Filología Hispánica y máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS