Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuarentena con Mingus, Pullen & Adams, por Fernando Trueba

El director de cine y productor musical pone el foco hoy en la colaboración del contrabajista con dos poetas treintañeros, el pianista Don Pullen y el saxofonista George Adams

Charles Mingus, en Nueva York en 1976.
Charles Mingus, en Nueva York en 1976. Creative Commons

En los años setenta una de las mejores cosas que le podían ocurrir a un joven músico de jazz era estar en la banda de Charlie Mingus. Mingus es uno de los auténticos grandes del jazz y en esa época llevaba a sus espaldas una notable lista de obras maestras, desde Pithecantropus ErectusLet My Children Hear Music, pasando por Blues & Roots, Mingus Ah Um, Oh Yeah, etc...

Profundo, clásico, complejo, innovador, divertido, imprevisible, excitante, deslumbrante, todas esas cosas y muchas otras era Charlie Mingus. Cuando dos poetas treintañeros, el pianista Don Pullen y el saxofonista George Adams, entraron en su órbita, sus vidas cambiaron para siempre. De esa academia uno salía “otro”.

La lista de hoy va de ese “momento”, 1973-1974, donde esos dos jóvenes entran en el planeta Mingus y este les trata como si fueran dos veteranos consagrados y ellos le devuelven el tratamiento sabiendo estar a la altura. Escucharlos tocar juntos es como ver a pintar a Picasso.

Escucha directamente en Spotify esta y otras playlists de EL PAÍS