Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vida minúscula

En ‘Suavemente ribera’ hay algo de exorcismo por un espacio con denominación de origen que ha perdido el pulso contra el terreno urbanizable

Vida minúscula

Suavemente ribera, Premio Generación del 27, se inscribe en una senda que han recorrido autores como Vicente Gallego, Basilio Sánchez o el añorado Antonio Cabrera. La aleación entre observación e introspección se proyecta aquí sobre un mundo perecedero que aún parece regirse por los ciclos estacionales, la partitura del silencio y la cadencia de la lentitud (de ahí esa filiación con la slow poetry, según la bautiza Aurora Luque en la contracubierta del libro). En estos versos dialogan el espectáculo de la naturaleza y la sabiduría proverbial del haiku, que se formula a modo de pincelada acuarelística o plegaria panteísta: “aire de otoño, / desmoronada peña, / árbol de orilla: / suavemente ribera / mientras el tiempo pasa”.

Con todo, las imágenes evanescentes se ponen al servicio de una fabulación sobre la transitoriedad en la que convergen la mitología clásica —el regreso de Ulises a Ítaca se erige en motivo recurrente— y las devociones particulares, las ciudades en fuga y los pueblos deshabitados que actualizan la escenografía de las ruinas. Dentro de ese nomadismo geográfico y existencial, quizá el apartado más llamativo sea aquel en el que escuchamos las voces lapidarias de quienes interpelan al caminante desde la ultratumba para ofrecerle una confesión biográfica o un aviso moral, en una suerte de Spoon River leonés. Si en su célebre Antología de Spoon River, Lee Masters reconstruía la identidad colectiva de una hipotética localidad del medio oeste norteamericano a partir de los testimonios espectrales de sus antiguos moradores, también en Suavemente ribera hay algo de exorcismo por un espacio con denominación de origen que ha perdido el pulso contra el terreno urbanizable.

Frente a la apoteosis de la materia inorgánica, reivindica los huertos inconclusos, la vida minúscula de los insectos, el vuelo de las palomas (“calderilla del aire”) y hasta los jardines municipales que suponen un injerto del campo en la jungla de asfalto. A pesar de que esta escritura está trenzada con los tópicos eternos, el poeta logra sortear la sombra del déjà lu gracias a un ejercicio de activismo contemplativo que nos recuerda que somos una nota a pie de página en el libro de la naturaleza.

BUSCA ONLINE 'SUAVEMENTE RIBERA'

Autor: Antonio Manilla.

Editorial: Visor, 2019.

Formato: Tapa blanda (99 páginas).

Encuentra este título en tu librería más próxima

Compra por 11,40€ en Amazon