Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Pantallas BLOGS Coordinado por Héctor Llanos

Activa tu cámara si quieres ser protagonista de este documental interactivo

‘Stealing Ur Feelings’ analiza, con el apoyo de Mozilla y el MIT, cómo las compañías tecnológicas se benefician de los datos que entregamos a cambio de ocio digital

Un momento de 'Stealing Ur Feelings'  Mozilla
Un momento de 'Stealing Ur Feelings' / Mozilla

Noah Levenson no es solo director y guionista del documental Stealing Ur Feelings (Robando tus emociones). También es su programador. Porque su película es en realidad un relato interactivo creado con realidad aumentada. Esto quiere decir que tú, como espectador, te pones en el lugar del protagonista… si activas la cámara de tu dispositivo mientras ves este cortometraje de seis minutos.

En él, Levenson te propone que reacciones ante la imagen de un perrito, un trozo de pizza o la cara de Kanye West. La película tomará unas decisiones u otras en función de si sonríes o arrugas las cejas. ¿Acaso quieres que la inteligencia artificial tome decisiones por ti?, pregunta el cineasta-informático.

Haz clic en el pie de foto de este GIF si quieres probar esta experiencia que ha financiado la organización sin ánimo de lucro Mozilla, ha expuesto la Tate Modern de Londres y ha recibido el reconocimiento del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts). Puedes leer la entrevista con su creador a partir del siguiente párrafo.

Además de combinar incomodidad, humor y entretenimiento, el estadounidense eleva así el debate surgido en el verano de 2019 en torno a nuestra seguridad como usuarios de apps de reconocimiento facial. Desde entonces, el usuario se plantea más a menudo si debemos ceder nuestra información, por anecdótica que parezca, a apps que nos hacen parecer viejos o que comparan nuestro rostro con una obra de arte.

Él asegura que no utilizará tus expresiones y emociones recogidas en su trabajo para otros fines que no sean artísticos, pero ¿te fías? “No se trata de volverse paranoico, pero sí de ser altamente escéptico con respecto a todas y cada una de las apps y herramientas de internet a las que damos nuestros datos”, comenta a EL PAÍS durante la presentación de su ensayo digital en el Festival de Cine Documental de Montreal (RIDM).

“Sin duda, tenemos que preocuparnos sobre FaceApp, pero hay muchas otras herramientas de las que deberíamos hacerlo. Snapchat, TikTok, Facebook, Instagram… Hay que saber cómo usar todas ellas”, comenta Levenson. “No importa que una app haya sido creada en Rusia o San Francisco, todas esas plataformas están buscando a diario la forma de violar nuestra privacidad, lograr beneficio económico a partir de nuestros datos personales y, en resumen, hacer nuestra vida más complicada”.

Transparencia informativa

Los datos recogidos en su cortometraje desaparecen una vez se cierra la ventana. “Como consumidores, ya no sabemos ni a qué debemos tener miedo. Los riesgos de usar estas plataformas evolucionan muy rápido y nos cuesta estar al día”, dice.

Casi a diario, pulsamos el botón de aceptar en tediosos archivos llamados términos y condiciones de uso. Para el estadounidense, que antes trabajó en MTV y lleva años creando contenido interactivo, una de las luchas de consumidor digital pasa por exigir la transparencia que se exige a otras industrias. Por ejemplo, propone imponer, “etiquetas tan claras con las que muestran los valores nutritivos de los productos de alimentación”.

Nuestra información personal se ha convertido en una nueva moneda. Y Levenson, como tantos otros, ve en ello un peligro: “Es además una moneda cuyo valor no es fijo. Quizá esos datos anecdóticos que cedemos a cambio de un rato de diversión no valgan nada ahora, pero están almacenados. En seis meses o seis años puede que valgan mucho más”.

De lo que quiere advertir Stealing Ur Feelings es que esa información que regalamos llega fácilmente a manos de los brokers de datos (compañías desconocidas por el consumidor que se dedican a almacenar cualquier rastro digital), que a su vez lo venden a otras organizaciones.

“No es que Facebook y Amazon serán mejores o peores que los partidos de extrema derecha, es que son los que han abierto la puerta al ascenso de esa ideología, ayudando a desestabilizar nuestras sociedades. Y ese es el problema que debemos resolver”, destaca el director.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información