Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SGAE retrasa su Asamblea para que los socios rebeldes no puedan votar

La junta directiva pospone la convocatoria hasta enero, cuando los miembros que hayan solicitado la baja ya no pertenezcan a la entidad

SGAE
La sede madrileña de la SGAE.

La Junta Directiva de la Sociedad General de Editores y Autores (SGAE) ha decidido, en sesión extraordinaria celebrada hoy, retrasar su Asamblea General hasta enero ante el nuevo apercibimiento del Ministerio de Cultura. El Subdirector General de Propiedad Intelectual, Carlos Guervós, tras la denuncia de varios socios a la cartera que dirige José Guirao, advertía a la entidad que no puede limitar los derechos de los miembros que han avisado de su pretensión de abandonar la sociedad el próximo uno de enero de 2020. Es decir, a pesar de su marcha podrían participar con su voto de la Asamblea General que se iba a haber celebrado el 15 de octubre. De esta manera, “para evitar un nuevo apercibimiento”, según fuentes de la SGAE, toman la decisión de retrasar la Asamblea a enero, cuando los socios díscolos ya no estén bajo el paraguas de la sociedad. Esta decisión podría desembocar en una respuesta más contundente del Ministerio de Cultura, como la revocación de la autorización, una posibilidad con la que ya han sido advertidos.

De momento, y antes de que se conociera la decisión de la junta directiva, Cultura dio un día más de plazo a la SGAE para que explique si ha retirado derechos a los socios que quieren abandonar la entidad. Según han señalado a Europa Press fuentes ministeriales, la SGAE ha solicitado la ampliación del plazo, que vencía este lunes, y Cultura le ha dado 24 horas más, hasta las doce de la noche de este martes.

El departamento que dirige José Guirao envió el pasado miércoles un requerimiento a la SGAE en el que instaba a la entidad a confirmar en tres días si había notificado la retirada de sus derechos a los socios que enviaron un preaviso de abandono de la entidad.

Tal y como consta en la solicitud del Ministerio, a la que ha tenido acceso Europa Press, la entidad que preside Pilar Jurado tenía un plazo de tres días para dar explicaciones acerca del trato que ha dado a estos socios, a quienes les ha notificado que pasan a ser "Miembros no estatutarios", tal y como denunciaron algunos de los afectados al departamento que dirige José Guirao.

El Ministerio recordaba asimismo que, de ser cierto, podría constituir un incumplimiento muy grave de la Ley de Propiedad Intelectual que daría lugar a la incoación del correspondiente expediente administrativo sancionador. Además, quiere conocer el número de miembros que han preavisado la retirada de su repertorio y el impacto económico, en términos de recaudación, que dicha retirada tendría en los ingresos de la SGAE.

Cultura advierte en su requerimiento de que esta conducta, contraria tanto a la actual Ley de Propiedad Intelectual como a la Ley Orgánica reguladora del Derecho de Asociación, limitaría derechos que desarrollan el derecho fundamental de asociación.

Varios autores como Julio Iglesias, Sabina José Luis Perales , Fito Páez, Ramón Arcusa (integrante de el Dúo Dinámico), Txus (Mago de Oz), Jorge Ilegal, Alejandro Jaén, o Iván y Amaro Ferreiro, entre otros artistas, así como las principales editoriales, tanto internacionales como independientes, pidieron el pasado mes de junio la retirada de su repertorio de la SGAE a partir del 1 de enero de 2020, ante la situación de "insostenibilidad", un reparto que consideran "injusto e inequitativo" y una SGAE gobernada por las televisiones y la llamada rueda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información