Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE CON LUZ

Silvia Laplana: “Tuve una infancia difícil en el cole por mi apellido”

La meteoróloga de las mañanas de TVE, citada por The Guardian por su tuit: "El infierno is coming" anunciando la ola de calor, reinvindica el humor y se considera "una friqui del tiempo"

Silvia Laplana, meteoróloga en TVE.

La semana pasada, un tuit suyo con una foto de un mapa de España color rojo fuego y el siguiente texto: “Infierno is coming”, fue la percha de la que colgaron sus informaciones sobre la inminente ola de calor en Europa diarios tan influyentes como The Guardian y The Washintong Post. El caso es que el infierno llegó, ardieron al sol las calles del continente y el mes de junio fue el más caluroso desde que se llevan registros. La tuitera, la mujer que nos canta el día que nos espera mientras tertulianos y políticos discuten de pactos y componendas en la mesa de debate de Los desayunos de TVE, no es agorera, pero tampoco optimista. Vendrán más infiernos y más mapas rojos. Mejor saberlo.

Señora Laplana, ¿sufrió mucho en el cole con ese apellido?

Jaja. Sí, mucho, en serio. Además, tardé en desarrollar, hasta los 16 años no tuve pecho y me llovían puyas. Lo pasé mal. Pero ahora la primera que se ríe con mi apellido soy yo, además, es diferente y así no se olvida.

Hasta su jefa, Mónica López, explotó hace poco en Twitter por las críticas a su cuerpo. Al de ella, digo.

Es que aún hay mucho machismo en el estereotipo de chica del tiempo. El machismo, en general, es asqueroso y en nuestro caso también. Parece que siempre tenemos que ir monas, divinas, apretaditas. No, perdona, yo estoy aquí por mis conocimientos y mi capacidad de comunicación. No soy modelo, soy meteoróloga.

¿Cómo se quedó cuando vio su tuit en 'The Guardian'?

A cuadros. Me llevé una sorpresa del copón, pero me gustó que sirviera para concienciar a la gente de lo que nos esperaba. Mi compañero Albert Barniol dijo el otro día que la gente no es consciente de que de calor se puede morir. Si predices trombas de agua, o huracanes, la gente se conciencia y se prepara. Pero si dices que viene calor, la gente dice qué bien, calorcito, playa, piscina.

De hecho hubo quien la llamó alarmista. Que no era para tanto.

Huracán Laplana

Aunque nació en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) hace 35 años, Silvia Laplana se siente de Monzón, Huesca, de donde es su familia y donde, de niña, empezó a atisbar su futuro en las nubes y tormentas. Desde hace seis años 'canta' el tiempo en Televisión Española.

Había escépticos que decían “esto es simple calor del verano”, pero no, esto no es calor de verano. Es un calor muy bestia. Se han batido récords históricos. Esto puede hacer, incluso, que cambie los parámetros, que suba el umbral para determinar qué es una ola de calor. El cambio climático es irrebatible, lo estamos viviendo, las temperaturas se extreman y ya no hay opción a la duda.

¿De niña estaba en las nubes?

De cría quería ver tornados, saber por qué llovía, por qué hacía viento. Estudié óptica por imperativo paterno. Los padres quieren lo mejor para ti, y a veces se equivocan. Así que trabajé en una óptica, todo genial, sí, pero ahorré, e hice un máster en Meteorología en la facultad de Física. Soy catalano-aragonesa. A determinación no me gana nadie.

¿De qué habla con los políticos que van a 'Los Desayunos'?

Del tiempo, jajaja.

Siendo 'chica del tiempo', nunca se quedará sin conversación.

Pues no te creas, a veces me hago la sueca. Sobre todo con los amigos, que me preguntan desde si les va a llover en la boda a la que van o hasta si pueden tender la ropa o si se llevan una rebeca. La confianza da asco.

¿Siente el aliento de los hoteleros en el cogote para no equivocarse en el pronóstico en puentes y vacaciones?

Sientes la responsabilidad social, sí. Sabes que de lo que digas dependen muchas reservas. Por eso no somos alarmistas. Decimos lo que va a pasar, sin exagerar. Lo que pasa es que a veces se quiere saber el tiempo minuto a minuto y kilómetro a kilómetro y eso, aunque se conseguirá, es imposible de momento.

¿Y los pronósticos a 14 días?

Eso no sirve para nada. Es como si yo sacara una bola de cristal. Piensa que la atmósfera es caótica. No puedes irte tan lejos en el tiempo porque un pequeño cambio te lo desmonta todo.

¿En vacaciones desconecta?

Intento, pero no te creas. Hace un par de años recorrí Estados Unidos en coche y vi el comienzo de un tornado, unas tormentas brutales, allí es todo a lo bestia, y disfruté muchísimo. Se puede decir que soy una friqui del tiempo.

Su audiencia es enorme ¿Por qué nos fascina tanto el tiempo?

Porque nos condiciona hasta el estado de ánimo. Dependemos de él hasta para vestirnos por las mañanas. Por eso hay tantos refranes relacionados con el tiempo. Nunca llueve a gusto de todos.

¿Me recomienda instalar aire acondicionado ya mismo o esto son cuatro días?

Ponlo ya. Las olas de calor van a ser cada vez más frecuentes, extremas y extensas. Me da pena quien no pueda, porque la pobreza energética ya no será solo por frío. Los veranos serán más duros y lo pasaremos mal.

¿Cuál es la temperatura ideal para una meteoróloga?

Para mí, 25 grados, ni frío ni calor. Soy igual de friolera que calurosa. No gestino bien los extremos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >