Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DESENGAÑOS AMOROSOS CRÍTICA i

Al diablo el honor

La versión de Nando López de los 'Desengaños amorosos' de María de Zayas hace estallar los tópicos del Siglo de Oro

Una escena de 'Desengaños amorosos'.
Una escena de 'Desengaños amorosos'.

Es un raro placer escuchar a una mujer del Siglo de Oro renegar de lo más sagrado: “No albergo dudas, sino certezas, que nada bueno trae para nosotras ese honor que los hombres ingeniasteis”. “Para protegeros”, le dicen. “¿Por qué habíamos de recibir la protección que no pedimos?”, replica ella. El honor, ese macguffin inexorable en las comedias de la época, es aquí un pretexto grosero.

El dramaturgo Nando López trenza una fabulosa filigrana para traer al presente los relatos que María de Zayas, catalogada como la primera novelista de la literatura española, agrupó hace más de dos siglos en sus Desengaños amorosos. Relatos sobre mujeres agotadas de su papel secundario en la sociedad y la literatura. Y que hablan sin pelos en la lengua: de sus deseos, sus fobias, sus hartazgos. Y todo lo que dicen se disfruta como una feliz revelación: estallan todos los tópicos del Siglo de Oro.

Este espectáculo, dirigido con gran destreza por Ainhoa Amestoy, fue la sorpresa del pasado Festival de Almagro. No ha tenido muchos bolos desde entonces, pero la semana pasada se repuso en el Teatro de la Comedia de Madrid y emprende ahora una merecida gira. Es una delicia tanto el texto como la puesta en escena y su reparto. Silvia de Pe es casi la encarnación de Zayas. Lidia Navarro y Manuel Moya lucen vis cómica. Siempre magnético y conmovedor, Ernesto Arias.

Desengaños amorosos. Texto: Nando López / María de Zayas. Dirección: Ainhoa Amestoy. Próximas funciones en gira: San Fernando de Henares, Rivas, Santander, Peñíscola, Chinchilla.