Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Revista de Libros’, referente cultural, cumple 200 números

La publicación, dirigida por Álvaro Delgado-Gal, apuesta por textos largos para un "público intelectualmente ambicioso"

Portada de la versión digital de 'Revista de Libros'.
Portada de la versión digital de 'Revista de Libros'.

En tiempos de simplificaciones tuiteras, se agradece una publicación que no tiene empacho en publicar reseñas de libros que, como mínimo, superan las 2.000 palabras, y ensayos sobre asuntos de actualidad que superan las 15.000. Con ese espíritu, la publicación Revista de Libros, nacida en diciembre de 1996, ha llegado, en su edición impresa, al número 200 en febrero. Un referente cultural que tiene su versión extensa en la web. Su director, el escritor y periodista Álvaro Delgado-Gal, explica que lo que distingue a esta revista es "un trabajo de edición muy laborioso, un texto puede viajar hasta su autor varias veces, para sugerir cambios sobre la estructura y el estilo". Delgado-Gal recuerda que en algún caso ha llegado a haber una quinta edición de un original. Este viaje de ida y vuelta "lo agradecen mucho los propios autores".

Otro rasgo diferenciador de Revista de Libros es su carácter, "muy abierto al mundo de la cultura" porque, matiza, "no se trata de una revista literaria ni política". En la web puede leerse un texto de Francisco Sosa Wagner, catedrático de Derecho Administrativo, sobre el libro Luz tras las tinieblas. Vindicación de la España constitucional, del jurista Roberto L. Blanco, que desmenuza los aciertos y errores de la Constitución de 1978. O el esfuerzo por adelantarse a la traducción de publicaciones en inglés, marca de la casa, se refleja en el artículo del catedrático de Genética Carlos López-Fanjul sobre la obra Who We Are and How We Got Here, del genetista estadounidense David Reich. Literatura, filosofía, arte, historia, economía o derecho son algunas de las materias que suelen tener cabida en la revista, aunque también hay espacio para debates de la sociedad, como puede ser la medicina alternativa.

"El número de libros que reseñamos a la vez ronda la veintena normalmente", añade Delgado-Gal. "Jamás publicamos artículos por sugerencia de su autor y tampoco nos guiamos estrictamente por la actualidad". Con estos criterios, se busca un complicado equilibrio en el lenguaje en el que, "evitando la divulgación, por una cuestión moral, para no banalizar", se procura "que los textos no sean inaccesibles al profano en la materia", añade. "Con ello se intenta tener contacto con la realidad de los asuntos".

Revista de libros se publicó únicamente en papel entre 1996 y 2011, año en que, en plena crisis, que se cebó con la prensa de papel, pasó a ser digital. Entonces sus responsables se plantearon si era adecuado reducir los textos para adaptarlos al lenguaje en Internet. En la edición digital, los lectores suelen entrar por el archivo, debido a la intemporalidad de sus artículos, con unos tres millones de páginas vistas anuales. "Finalmente, acordamos que un argumento largo, sopesado, exige desarrollos largos", añade el director de la revista, para bromear: "Sabemos que a lo mejor no somos muy simpáticos, pero somos precisos".

Cuatro años después, en 2015, se decidió que la extensión y calidad de los artículos permitía volver a una versión impresa, con una selección de textos de la web a cargo de Ediciones Deliberar. Esta vez, no obstante, se cambió el formato periódico por el de libro, con una extensión en cada número superior a las 200 páginas y publicación bimestral. Un tamaño que permite, además, recuperar artículos del pasado, "bien porque vuelven a estar de actualidad o porque siguen siendo pertinentes", señala Delgado-Gal. En su opinión, "la idea de que el soporte altera el formato es una superstición". "Se apresan los conceptos a través de las palabras, y las palabras no cambian al pasar de un medio a otro. Aun así, los desarrollos literarios de gran longitud se adaptan mejor al papel, como los lectores no han cesado de repetirnos".

Hoy, Revista de Libros se distribuye a suscriptores, unos 700, y en librerías especializadas. Delgado-Gal define el público al que va dirigida: "Lectores de libros no necesariamente de gran tirada e intelectualmente ambiciosos".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >