Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De ‘Juego de tronos’ a ‘Star Wars’, la televisión es ahora tierra de franquicias

Las grandes productoras se disputan los derechos de grandes sagas para producir varias series a la vez

Diego Luna en 'Rogue One' (2016), donde interpreta al personaje que protagonizará su propia serie de 'Star Wars'.

Las dos grandes series populares de la última década se enfrentan a un futuro similar. The Walking Dead está a mitad de su novena temporada y, pese a los claros signos de agotamiento, podría haber títulos relacionados con la ficción de zombis, adaptación de los cómics de Robert Kirkman, para un par de décadas más, según ha anunciado la cadena AMC. Por otro lado, Juego de tronos promete un final épico para esta primavera tras ocho temporadas, pero ya hay una serie en desarrollo ambientada en el mismo mundo fantástico creado por el escritor George R. R. Martin, así como un póker de proyectos con capacidad para abarrotar durante años la despensa de HBO.

Nadie en la industria quiere quedarse atrás en ofrecer grandes franquicias. Muchas de ellas, conseguidas a golpe de talonario. La última en conocerse, una ficción de Resident Evil, el mítico videojuego de Capcom que en el cine ha tenido ya seis películas. Y es la misma lógica que ha usado Amazon para enfrentarse a un gran interrogante: ¿cómo hacer frente a Juego de tronos, la serie más espectacular de la historia? O al menos, ¿cómo tomar su relevo cuando ésta termine el próximo 19 de mayo? Comprando los derechos de la saga fantástica literaria más espectacular de la historia. La compañía de Jeff Bezos se hizo con los derechos televisivos de El señor de los anillos, de J. R. R. Tolkien, a finales de 2017 por unos 220 millones de euros con la idea de ir produciendo programas con un presupuesto de partida de 450 millones de euros (las tres últimas temporadas de Juego de tronos han costado alrededor de 90 millones cada una) que desarrollen historias derivadas de las novelas del escritor británico. De momento, la primera serie estará enfocada en la juventud del personaje de Aragorn, que en el cine interpretó Viggo Mortensen. La franquicia en el cine se vio ampliada con la adaptación de El Hobbit, también desplegada en tres filmes. Desde el estreno de la primera en 2001, las seis películas de la Tierra Media han conseguido una recaudación en taquilla de  2.170 millones de dólares y 18 premios Oscar. El negocio para Amazon parece asegurado.

Netflix también ha encontrado sus franquicias fantásticas para explotar lo que sea necesario. Se ha hecho con los derechos de los siete libros de Las Crónicas de Narnia, de C. S. Lewis para desarrollar series y películas en la plataforma y que contará con los productores de las tres películas de la saga estrenadas entre 2005 y 2010 y que recaudaron 1.400 millones de euros a nivel mundial. También ha apostado por los libros fantásticos y videojuegos de The Witcher, de Andrzej Sapkowskir, con una serie protagonizada por Henry Cavill (el último Superman del cine) y por adaptar a serie los mentados videojuegos de acción y zombies Resident Evil. Con la mente puesta en un público más joven, la plataforma de streaming se acaba de hacer también con los derechos de 15 de los libros de Roald Dahl (Charlie y la fábrica de chocolate, Matilda, Los cretinos...). Para esto último se ha gastado 880 millones de euros, según The Hollywood Reporter.

Disney, que a finales de este año irrumpirá con fuerza en las casas de los espectadores con su propia plataforma (Disney +), ya prepara series y películas de dos de sus franquicias cinematográficas, Star Wars y Marvel, para rellenar su oferta exclusiva. Y no olvida que tiene los derechos de Los Teleñecos (Muppets). De la saga galáctica tiene ya confirmadas una nueva temporada de la serie de animación The Clone Wars, la ficción de acción real The Mandalorian, creada por Jon Favreau (Iron Man) y con un presupuesto similar al de una temporada de Juego de tronos, y otra con  Cassian Andor, el personaje que interpreta Diego Luna en Rogue One. Otra franquicia galáctica mítica, Star Trek, tiene en Estados Unidos todo un mundo de nuevos proyectos en desarrollo en la plataforma de la cadena CBS.

Con Marvel ocurre lo mismo. Disney pretende ir estrenando, tras pasar primero por las salas, las futuras películas del mundo de Los Vengadores, sin usar otras operadoras. Y pretende atraer al público con series propias basadas en el mundo de la casa de cómics: el personaje de Loki, rejuvenecido, tendrá una ficción para él solo (con Tom Hiddleston, el actor que le ha encarnado en el cine, como colaborador prestando su voz). Y, aunque no está confirmado, podría haber series de otros personajes no tan principales, como Bruja Escarlata o Halcón.

Tomar el relevo de Juego de tronos como fenómeno parece un un reto casi imposible y más en este momento de sobresaturación de oferta de canales y plataformas. Pero cada uno quiere atraer al público asegurando que tendrán contenidos por mucho tiempo y siguiendo la estela de las grandes franquicias cinematográficas, que a su vez parecen no tener fin.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
11lunes
12martes
13miércoles
14jueves
15viernes
16sábado
17domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información