Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuerpos felices

Primera exposición en España dedicada a la pionera del cine experimental y 'queer' Barbara Hammer

Fotograma de 'Contribution to Light' (1968). Ampliar foto
Fotograma de 'Contribution to Light' (1968).

Contribution to Light es el título de la primera exposición que se dedica en España a la pionera del cine experimental y queer Barbara Hammer. Su trabajo fílmico a partir de los años setenta es conocido internacionalmente, con sesiones retrospectivas desde la Tate Modern hasta el MoMA, aunque en el formato más íntimo de esta exposición se presenta una amplia selección de sus primeras obras, realizadas entre 1968 y 1971: películas de 16 milímetros pasadas a digital y varios de sus trabajos en papel y fotografías. Una parte importante de la muestra son una serie de dibujos y acuarelas con cierto interés por la experimentación con el color, además de fotografías del cuerpo femenino. Funcionan como ensayo para lo que serán sus películas de los primeros años, cercanas a la abstracción y la psicodelia. En cuanto a la técnica, en las películas se percibe una cámara frágil e inestable, sin trípode, que experimenta salirse de la manera de filmar tradicional y heteronormativa de planos largos y fijos.

Hammer nació en Hollywood en 1939, así que lo que la cámara filma en estos primeros años son paisajes típicos californianos con la naturaleza, el sol y las carreteras como telón de fondo, y los experimentos comunales de esa época. Cuerpos desnudos bañándose en el río y cultivando la tierra se contraponen a imágenes de la parte más tradicional de la sociedad tomando sol en las piscinas, casi como iconos pop. El agua, un símbolo asociado a lo femenino, aparece repetidas veces como un elemento importante, que sirve para aportar textura y densidad a la imagen.

En general, estos primeros trabajos constituyen ensayos cortos que combinan una mirada sincera y celebrativa de la vida y del placer desde la juventud, una serie de intereses que se prolongan durante toda su carrera hasta la actualidad, ya que la artista continúa trabajando con el cuerpo y con lo femenino pero desde la edad y pensando en la enfermedad y sus cuidados. Esto ha hecho que en el pasado se la clasificase como “esencialista”, muy en la onda californiana, con una mirada centrada en el cuerpo en sí mismo y no tanto en cómo se construye socialmente. Es en la actualidad cuando nos damos cuenta de que imponer una única visión con la teoría crítica como estandarte también puede resultar reduccionista y se puede trabajar de manera política a través de lo íntimo. Una manera de hacer a partir de lo positivo, de nociones como el amor o los cuidados, que pueden resultar armas fundamentales para estos tiempos difíciles.

Radicales libres. Barbara Hammer. KOW. Madrid. Hasta el 31 de enero de 2019.