Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los terrícolas trasladan sus problemas a ‘Marte’

El dilema entre la exploración o la explotación del planeta rojo centra la segunda temporada de la serie

Un grupo de terrícolas se convertía hace dos años en colonos de Marte en una serie que, combinando ficción y documental, relataba aquel desembarco en el planeta rojo. Ese grupo afronta ahora el reto de la supervivencia en la segunda temporada de Marte, que arranca esta noche (22.50) en National Geographic, con tramas que anuncian problemas de cohabitación, pulsos por el poder, rupturas, nuevos romances e incluso un embarazo en el entorno menos idóneo.

La posibilidad de que el hombre repita en otros mundos los mismos errores cometidos en la Tierra es la cuestión de fondo que el programa, concebido por el productor Ron Howard, plantea a partir del análisis de varios científicos. Sus intervenciones en cámara, estableciendo paralelismos entre el maltrato al planeta y lo que podría ocurrir si algún día el hombre se asienta en Marte, se intercalan entre las secuencias de una ficción que viene a ilustrar ese dilema.

La trama de esta segunda entrega arranca en 2042, una década después de que la tripulación de la International Mars Science Foundation (IMSF) emprendiera su misión espacial y acabara instalándose en un medio desconocido y hostil, a más de 50 millones de kilómetros de la Tierra. La entrada del sector privado en el proyecto, con la consiguiente colisión entre el trabajo de investigación y los intereses empresariales, alimenta un argumento que subraya que la naturaleza humana sigue siendo la misma cuando los personajes habitan en otro planeta. Todo ello aderezado con los problemas personales de los personajes o el embarazo de una científica que abre la perspectiva del primer bebé marciano.

Los terrícolas trasladan sus problemas a ‘Marte’

Al frente del reparto, la actriz y cantante surcoreana Jihae encarna a la comandante Hana Seung, quien intenta lidiar con todas esas tensiones desde la obsesión por una misión “ante la que lo sacrificaría todo, dejando incluso de lado sus tragedias personales, para dar una segunda oportunidad a la humanidad”, dice la intérprete. Tanto ella como el resto del reparto, de diversas nacionalidades, reunido para la promoción de la serie en Londres —sin Alberto Ammann— se declaran convencidos de que el entretenimiento supone solo un medio para hacer llegar el mensaje. “La única vía para solucionar los problemas de coexistencia en la Tierra, o en un hipotético futuro en Marte, es la cooperación, construir puentes en lugar de muros”, resume Gunnar Cauthery, cuyo personaje (Mike Glenn) no lleva bien su condición de oficial subalterno de una mujer.

La apuesta de la primera temporada de conceder el mando de la misión de la IMSF a una asiática —“rompiendo estereotipos”, subraya Jihae— se amplía en estos seis nuevos episodios con el creciente protagonismo de las actrices, al que se suma la inclusión de más voces de mujeres en el panel de científicos de la parte documental.

La productora ejecutiva Dee Johnson admite esta vocación de presentar a las mujeres en puestos de liderazgo. los responsables del programa todavía no han resuelto si habrá una tercera entrega. Dependerá, por supuesto, de la acogida de la audiencia, aunque también de cómo resuelvan los artífices de Marte su propio dilema: de proseguir esta aventura televisiva, llegará un punto en que la parte científica de la serie ya no de para más y la imaginación deba imponerse, desvirtuando el actual formato híbrido. O, en otras palabras, el dominio absoluto de la ficción.

Un relato “demasiado conservador”

¿Cómo viviremos en Marte? se titula el ensayo de Stephen Petranek en el que se ha inspirado la serie para narrar la conquista del planeta. Lejos de la ciencia ficción, el periodista científico considera que el relato televisivo resulta incluso “demasiado conservador” y predice durante la promoción de la serie en Londres: “Llegaremos antes a Marte; es más, en 2050 habrá más de 100.000 personas instaladas allí”. Su pronóstico conecta con el de Elon Musk, el magnate empeñado en la colonización de Marte, con el que planeó escribir el libro —acabó desistiendo por sobrecarga de agenda—, quien interviene profusamente en la parte documental del programa.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
19lunes
20martes
21miércoles
22jueves
23viernes
24sábado
25domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información