Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desconfiar de las imágenes

El conceptualismo de Erlea Maneros Zabala, en su cuarta exposición en la galería CarrerasMugica, distancia de nuevo la pintura de la gestualidad

Exposicion de Erlea Maneros Zabala. Ampliar foto
Exposicion de Erlea Maneros Zabala.

Cuando el arte conceptual cuestionaba los parámetros formales de la pintura no derogaba su práctica, sino que la situaba en un nuevo plano autorreferencial o analítico. Desde entonces, la pintura es un género conceptual. Erlea Maneros Zabala (Bilbao, 1977) ha ofrecido a lo largo de estos años nuevas configuraciones de un conceptualismo pictórico fuertemente marcado por el contexto artístico de California, donde reside. Una influencia que puede resumirse en un acotamiento de los límites (formales, discursivos y hasta institucionales) de los marcos y el canon. En esta su cuarta exposición en la galería, su conceptualismo distancia de nuevo la pintura de la gestualidad poniéndola a conversar con el aparato técnico de reproducción de los mass media. El estado convulso del mundo tiene un hueco aquí. Las imágenes de guerra y violencia que le servían antes para cuestionar el modo acrítico y masivo de su recepción son ahora gestos de un expresionismo sobre una retícula que encuadra, delimita y separa. Un neoconceptualismo que recuerda a la apropiación irónica del dripping de Jackson Pollock por Art & Language para sus retratos de Lenin.

Nada es lo que parece a simple vista; el proceso y la idea producen, median la obra. La abstracción parece entonces el subterfugio de un mundo saturado de representaciones al que la artista no desea añadir más. El arte de la negación y la persistencia abnegada de la dialéctica. El significado de “ejercicio” es importante para Maneros, y en esta ocasión Exercises on Abstraction Series VI (2019) da como fruto tres piezas amarillas de gran sutileza a partir de papeles de periódico offset sometidos a la irradiación solar del desierto de Joshua Tree. Son éstas pinturas de luz, fotografías monocromas naturales de una actividad cerebral y calculada que deja espacio al ambiente exterior. Variaciones de environment art.

La resistencia a la representación se manifiesta igualmente en los moldes de caucho negro sacados de marcos pictóricos que cuales pieles muertas cuelgan de la pared. Bordes y contornos de todo aquello que rodea a la creación de una imagen. Ese otro marco, el de la exposición, es protagonista a través de un display formal y retórico a la vez. Y en medio de la densidad, la sintonía radiofónica del vídeo The Voice of the Valley (2017), en el que observamos a la artista trabajando en su estudio: la emisora KNews 94.3 FM habla desde y para una América profunda convertida en espejo de la era Trump.

Works 2017-2018. Erlea Maneros Zabala. Galería CarrerasMugica. Bilbao. Hasta el 8 de diciembre.