Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Antes de ‘Operación Triunfo’ tenía paga: 40 euros al mes”

A los 19 años, la finalista del programa se enfrenta al éxito fuera de la academia

A la finalista de 'Operación Triunfo' nunca le han quedado asignaturas para septiembre.

Dice mucho "o sea". Se sienta y resienta a lo indio sobre el sofá de hotel en un contorsionismo de rodillas solo posible a su edad. La finalista de Operación Triunfo Aitana Ocaña tiene una sonrisa que desarma y voz de cría, pero se explica con la sensatez de quien sabe que le queda mucho por aprender.

Su primer sencillo, Teléfono, tuvo un millón de visualizaciones en 10 horas y bastantes críticas por ser demasiado comercial. Defina su canción.

Veraniega.

No siempre son las mejores.

Que se olvide no me importa, lo guay es que alguien recuerde el verano de 2018 con ella.

Una apuesta de 19 años

“Antes de ‘Operación Triunfo’ tenía paga: 40 euros al mes”

Quedó segunda en Operación Triunfo, pero es la gran apuesta de la industria. Tenía un año cuando se emitió el primer OT. Nunca ha visto el programa en el que enamoró al público y a un compañero. Ha grabado su primer disco en Los Ángeles con los productores de Despacito y en otoño publica un libro ilustrado.

Primero "Pa fuera lo malo", y ahora "he dejado mi teléfono para no llamarte". ¿Ya solo se puede cantar sobre pasar de los chicos?

¡Ya! Me parece bien, si ahora OT quiere proclamar el feminismo, pues... o sea no digo que Teléfono sea un himno feminista, para nada; habla de lo que es una ruptura, fin.

¿Se ha sentido utilizada por la tele, la industria, los medios?

Soy muy ingenua, igual sí y no me he dado cuenta.

¿Quién vela por usted?

Mis padres y mi prima Olga, siempre me acompaña, tiene 26. Me aconsejan que esté tranquila, que sea yo misma, que va a ser difícil. Yo quiero ir poco a poco.

¿Su decisión más importante antes de OT?

Desde los tres años quise ser neurocirujana, ¡lo normal!, mi padre estaba todo orgulloso, pero luego elegí el bachillerato artístico.

¿Y después del concurso?

Uf, muchas. No sabría ni decirle. Tienes que sacrificar cosas: privacidad, familia, no tener un hogar y vivir en hoteles, que todo lo que hagas o digas, aunque tengas 19 años, te lo echen en cara... A veces me da por pensar qué hubiera pasado si me hubiese presentado más tarde. Más madura y pudiendo haber vivido yo un poco más la vida a lo loco... Aunque igual no me hubieran cogido; esto es suerte y estar en el momento preciso en el sitio adecuado.

Tiene usted abogado, asesor fiscal...

Por suerte mi padre es contable.

Así que ahorra.

Marcado, marcadito me lo ha dejado. Ahora estoy ahorrando para irme a vivir a Madrid. Y luego está lo de Hacienda, yo era una ignorante de la vida. Me vino mi padre y me dijo, 'de lo que cobras, tal y tal va a Hacienda'. Y yo: '¡Pero qué ha pasado!', 'Hosti, yo no sabía esto'. Así que ahorro mucho, para mí y para Hacienda.

Antes de OT, ¿tenía paga?

40 euros al mes, para ir al cine con las amigas ya me iba bien.

Desde los tres años quise ser neurocirujana, ¡lo normal!

En febrero acudió a firmar el libro de honor de su pueblo, Sant Climent de Llobregat, vestida de amarillo y se lió.

Acababa de salir de la academia. Me dio tiempo a hablar con mis padres, con las amigas... pero nadie me explicó lo que había pasado en Cataluña. Así que me puse una camiseta amarilla, porque me gusta el amarillo. Y se lió parda. No quise opinar, dijese lo que dijese me lo iban a recriminar, pero empecé a poner corazones amarillos en redes, no sé por qué, me dio rabia. Ese día iba a ir al cine y me quedé llorando en casa. Soy un poco sensible, a ver si aprendo ya.

Pues en la imagen promocional de Teléfono lleva tres rayas amarillas en la cara.

Ah. Pues ni caí.

¿Se ha visto en el programa?

Una vez vi una gala. No me gustó, lo vi muy raro, no quise seguir.

Cuando cantan en la casa, en pijama, como que cantan mejor que en las galas, ¿no le parece?

Es que la música es algo íntimo, pero quieras o no, es un talent show... O sea... No sé... Hay de todo en este mundo: la gente que quiere empezar poco a poco y luego está esto.

Y usted eligió esto.

¡Pensando que no iba a entrar! En la última fase sí dije, 'Hosti, para, ¿esto es lo que quieres?'.

¿Repetiría?

Me encantaría volver atrás para repetirlo, he aprendido tanto... Hay cosas que se me están olvidando y eso es lo que más miedo me da. Ya lo veo muy lejano.

Lo tiene enterito en YouTube. Incluida una serie sobre Aiteda, su binomio romántico con Luis Cepeda. Cuando una se enamora en prime time, ¿cómo se frena luego el interés público?

Se frenó bastante cuando nos dimos un beso en el Bernabéu, era mejor hacerlo así y no que nos pillara una revista por la calle.

Aiteda, Almaia (la pareja formada por sus compañeros Amaia + Alfred)... ¿Pero que hay de Aitaia, esas amigas por encima de contrincantes?

¡Aitaia! Qué gracia. Me hubiera gustado hacer más cosas con Amaia [la ganadora de OT]. Somos muy amigas.

Dicen que ella tendrá una carrera de fondo y que usted será la chica de oro de la industria porque es mejor "producto".

No sé hasta que punto eso es bueno, de hecho, es bastante malo... Mire, a mí me hace falta formarme más como persona. Ahora mismo no me atrevo a imponerme 100% porque no tengo mi criterio todavía. No me dejo influenciar a tope; tengo algo de criterio, pero no lo tengo entero. Cuando yo siga, entonces ahí sí diré pues esto ya lo he vivido y no quiero volver a repetirlo.

Más información