Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Centro Social de Tabacalera se opone a compartir el edificio con la colección Fontanals-Cisneros

Los responsables sostienen que la instalación de los fondos de arte contemporáneo gentrificará el barrio de Lavapiés y consideran injustificado el coste

Planta de Tabacalera destinada a la colección Fontanals-Cisneros.
Planta de Tabacalera destinada a la colección Fontanals-Cisneros.

El Centro Social Autogestionado de Tabacalera, que ocupa una parte del edificio madrileño, se opone a que la colección de arte de Ella Fontanals-Cisneros se instale en la antigua fábrica del barrio de Lavapiés, propiedad del Ministerio de Cultura. Este departamento firmó un preacuerdo con la coleccionista el pasado febrero para abrir en la segunda planta del complejo de 28.000 metros cuadrados un espacio destinado a la Colección de Arte Contemporáneo de las Américas, compuesta por unas 700 piezas.

El proyecto contempla que estos fondos convivan con las actividades culturales alternativas del CSA, con las salas de exhibición que coordina la Dirección General de Bellas Artes y con las dependencias que se habiliten para el Museo Nacional Reina Sofía para estancias de artistas o profesionales. Hoy, casi dos terceras partes del gigantesco edificio están vacías de contenido y actividad. 

Gráfico: Nuevos usos culturales del edificio de Tabacalera pulsa en la foto
GRÁFICO: Nuevos usos culturales del edificio de Tabacalera

"El espacio más grande del barrio de Lavapiés está en peligro de convertirse en una amenaza más en el ciclo turistizador: La llegada de un enorme museo de una fundación privada de Miami. La Fundación Fontanals-Cisneros", señala el comunicado del CSA, que ha logrado consolidar su oferta en sus ocho años de vida en las instalaciones tras la cesión de su uso. El colectivo expone diversos motivos para oponerse al proyecto: "rompe con la naturaleza viva de La Tabacalera", contribuirá "a la gentrificación del barrio" [proceso de desplazamiento de la población original de barrio por otra de un nivel adquisitivo mayor]; "el origen de los recursos que han facilitado el fondo de la obra provienen de la especulación inmobiliaria"; la "inmensa planta destinada a este uso anómalo ocuparía un espacio necesario para el barrio y sus necesidades dotacionales"; o "parte de los artistas que promueve la fundación tienen un perfil neoliberal".

El CSA también apunta en su comunicado que el Reina Sofía "ha trasladado su negativa al último documento-borrador del plan de obras para el edificio". Fuentes del museo dirigido por Manuel Borja-Villel señalan que el centro ha presentado una serie de alegaciones al primer plan de obras. El nuevo ministro de Cultura. José Guirao, ha mostrado interés por dar continuidad al proyecto de Fontanals-Cisneros. A su vez, la coleccionista ha manifestado a este diario que también sigue adelante con el proyecto. Para ello se ha de firmar el acuerdo definitivo de donación que estipule las condiciones y concrete las obras cedidas.